Estás aquí
Inicio > NBA > Conferencia Este > Boston Celtics > Cuatro ganadores y cuatro perdedores de esta temporada

Cuatro ganadores y cuatro perdedores de esta temporada

Ganadores y perdedores de la NBA

La temporada 2016-17 de la NBA ya ha llegado a su fin, y ha llegado el momento de hacer un balance. Sabemos que los Warriors han sido el gran ganador de este temporada gracias a su clara victoria frente a los Cavs, pero, ¿Qué otros equipos han sido los grandes vencedores de esta temporada? ¿Y cuáles han sido los grandes perdedores? En este artículo vamos averiguarlo.

Los grandes ganadores

Boston Celtics: No hay ninguna duda de que los Celtics han sido uno de los grandes ganadores de esta temporada. Este año todos sus jugadores importantes (Isaiah Thomas, Avery Bradley y Jae Crowder) han dado un gran salto de calidad, lo que les ha permitido asaltar el liderato del Este con un récord de 53-29 , algo que no pasaba desde los mejores años de la era de Pierce, Allen y Garnett. Así, en apenas tres años la franquicia de Boston ha pasado de reconstruir a ser el segundo mejor equipo de la Conferencia. Y lo mejor de todo es que este año tienen en su poder la primera elección del Draft, lo que les podría permitir seguir aumentando la calidad de su plantilla.

Denver Nuggets: Aunque viendo su récord no lo parezca, 40 victorias y 42 derrotas, los Nuggets han sido uno de los grandes ganadores de esta temporada. Tras varios años en la parte baja de la Conferencia Oeste, la franquicia de Colorado ha conseguido volver a luchar los Playoffs, de los que se quedó fuera en la última semana de competición. Los Nuggets han estado entre los mejores equipos ofensivos de la NBA (con 113.2 puntos por 100 posesiones han sido el cuarto mejor equipo en eficiencia ofensiva) y eso les ha permitido ser regulares y competitivos todo el año. Y lo mejor de todo, es que han encontrado en su plantilla  a la estrella que debe liderar la franquicia en los próximos años, Nikola Jokic. Si los Nuggets juegan bien sus cartas este verano solo pueden ir hacia arriba.

Washington Wizards: Tras una mala temporada 2015-16 (41-41 y fuera de los Playoffs) los Wizards han vuelto a ser una amenaza en el Este este año. John Wall y Bradley Beal han dado un paso adelante y han vivido el mejor año de sus carreras. Además, Otto Porter y Markieff Morris han tenido un rendimiento más que notable como actores secundarios. Todo eso ha sido providencial para que los de Washington haya ganado 49 partidos en fase regular, sólo dos menos que los Cavs y cuatro menos que los Celtics, y se hayan quedado a una sola victoria de llegar a las Finales del Este. Los Wizards han recuperado la chispa de años anteriores, y si refuerzan su banquillo todo es posible.

Houston Rockets: Cuando el verano pasado los Rockets anunciaron la contratación de Mike D’Antoni fueron muchos los escépticos que dudaron de su fichaje. Sin embargo, la buena temporada del equipo de Houston, sus 55 victorias les han permitido tener el tercer mejor récord del Oeste y también de toda la NBA, ha demostrado que su fichaje ha sido todo un acierto. Los Rockets han sido el mejor equipo ofensivo de toda la liga junto a los Warriors, y James Harden, quien tiene muchas opciones de ser MVP, ha realizado la mejor campaña de toda su carrera. Además, también logrado unos buenos resultados en los Playoffs. Tras eliminar por 4-1 a los Thunder en primera ronda, perdieron contra los Spurs en el sexto partido.

Los grandes perdedores

New York Knicks: Que los Knicks estén en la lista de los grandes perdedores de la NBA ya no es ninguna novedad. Tras un verano bastante movido con adquisiciones de gran renombre, los neoyorquinos empezaron la temporada muy fuertes, pero luego todo empeoró. En los primeros 25 partidos los Knicks lograron un récord de 14-11, pero a partir de diciembre todo fue cuesta abajo. El gran rendimiento de Porzingis en las primeras semanas se empezó a desinflar un poco, y los problemas de química, así como los rumores de traspaso, entre Carmelo Anthony y Phil Jackson empezaron a aflorar. Y lo peor de todo, es que la campaña de los Knicks, 31 victorias y 51 derrotas, ni siquiera ha sido lo suficientemente mala como para que la franquicia se lleve una elección TOP-3 del Draft. Se avecinan grandes cambios en el Madison.

Los Angeles Clippers: Los Clippers llevan varios años, desde la llegada de Chris Paul, en una fase de estancamiento continuo. Todas las temporadas se produce la misma historia. Los Clippers no tienen problemas para superar las 50 victorias en la fase regular, pero cuando llegan los Playoffs todo se derrumba. Esta temporada no ha sido una excepción. La franquicia de LA ha vuelto a caer en primera ronda, esta vez contra los Jazz, por segundo año consecutivo. En la era de CP3 y Blake Griffin, seis temporadas en total, los Clippers no han llegado a las Finales de Conferencia ni una sola vez. El fracaso de esta temporada podría ser la gota que colma el vaso para sus dos estrellas, que terminan contrato este año y podrían hacer las maletas en busca de un equipo más competitivo.

Indiana Pacers: Cuando Larry Bird realizó las incorporaciones de Jeff Teague, Thaddeus Young y Al Jefferson fuimos muchos los que colocamos a los Pacers en el grupo de equipos que podían pelear por entrar en el Top 3 de la Conferencia Este. Nada más lejos de la realidad. Y es que esta temporada ha sido más que decepcionante en Indiana. Paul George ha sido algo irregular, y aunque Turner, Teague y Young han puesto de su parte el equipo nunca ha cumplido las expectativas. Los Pacers han terminado séptimos en la fase regular no confirmaron su entrada en los Playoffs hasta la última semana de competición. El 4-0 que recibieron en primera ronda por parte de los Cavs ha hecho más grande la herida, hasta el punto de que Larry Bird ha dado un paso atrás y Paul George podría dejar la franquicia el año que viene si es que no es traspasado antes. No corren buenos tiempos en Indiana.

Detroit Pistons: Cuando el año pasado los Pistons terminaron la temporada en octava posición con un récord de 44-38 el optimismo se disparó en Detroit. Por primera vez desde la era de Billups y los Wallace habían logrado un bloque unido y competitivo. Con Stan Van Gundy en el banquillo y Andre Drummond y Reggie Jackson como líderes en la pista la sensación es que los Pistons solo podían ir hacia arriba. Pero, por desgracia para ellos, esta temporada ha sido de todo menos buena en Detroit. Con un registro de 37-45 el equipo se ha quedado muy lejos de los Playoffs, a pesar del bajo nivel de la Conferencia Este. Además, la progresión de Drummond se ha estancado (e incluso ha empeorado en aspectos como la anotación) y Jackson se ha perdido varios meses de acción por una lesión en la rodilla. La situación en los Pistons no pinta bien y es posible que Van Gundy realice grandes cambios en la plantilla este verano.

Los próximos meses van a ser decisivos para el futuro a corto y medio plazo de todas estas franquicias. Si aciertan seguirán a buen nivel o conseguirán solucionar sus problemas. De lo contrario, podrían ver truncadas sus esperanzas.

Comentarios

comentarios

Top