Dragic, Doncic, Bogdanovic, Marc Gasol y Mozgov componen el quinteto ideal de los cuartos de final del Eurobasket 2017. El español, MVP indiscutible.

  • Goran Dragic: el base dio un auténtico recital ante Letonia. Sobre todo en la primera mitad. Seguramente el mejor jugador del campeonato en cuánto a números. Su velocidad, unida a una infinidad de recursos técnicos, le convierten en un jugador casi imparable. Su primer bote es casi indefendible. Y aunque los bálticos trataron de detenerle, resultó misión imposible.
  • Luka Doncic: tiene 18 años y parece un veterano. Manda, ordena, lidera. Si Dragic brilla, Doncic enamora con jugadas de todo tipo. Atacó al poste a Porzingis, estuvo acertado con el tiro exterior y leyó bien las ventajas para sacar provecho. Si no miramos el DNI hablaríamos ya de una estrella. Pero qué más da, poco importa su edad. Doncic es ya un jugador top.
  • Bogdan Bogdanovic: la segunda mitad del serbio fue exquisita, y su efectividad permitió a los de Djordjevic superar con claridad a una Italia a la que le faltó precisamente eso, acierto. Sin Teodosic se ha erigido como líder del combinado balcánico y no le está yendo nada mal.
  • Marc Gasol: una de las mejores ‘performances’ del torneo sin lugar a dudas. Y ya no sólo por la valoración, sino por cómo cambió un partido en apenas unos minutos. 18 puntos en el tercer periodo y tres triples casi consecutivos noquearon a Alemania. Necesitaba Marc un partido así.
  • Timofey Mozgov: su campeonato está siendo de notable alto. En la pintura hay pocos pívots más duros que el ruso. Y ante Grecia fue determinante, acabando con un doble-doble (15+10) notorio. Shved se lleva muchos focos, pero su trabajo es fundamental.

De haber avanzado a semifinales seguramente hubiéramos puesto a Kristaps Porzingis. Destacar también los partidos de Sastre (aunque con números menos notorios), Schroder, Marjanovic y Shved. Todos no caben.