Kevin Durant, el nuevo eje de los Warriors