El Barcelona logró la clasificación para la final de la Supercopa Endesa tras superar al Herbalife Gran Canaria por 60-88 en un partido que sólo duró 20 minutos. Los que necesitó la maquinaria blaugrana para engrasarse y marcharse en el marcador.

 

Las 5 claves del encuentro:

 

  1. Los triples: el baloncesto moderno sigue dando muestras evidente de su evolución. Si no dominas desde el triple, difícilmente puedes hacerlo en el marcador. El Barça terminó el encuentro con 14 triples (de 30 intentos), frente a los 5 (de 21) del Gran Canaria. 42 puntos en triples los azulgrana, 15 los canarios. Marcador final: +28. Diferencia en triples: +27.
  2. El tercer cuarto: los entrenadores siempre dicen que los tercer cuartos son vitales para el devenir del partido. Y esa máxima no falló. Un parcial de 15-30 a favor del Barcelona dejó el partido visto para sentencia.
  3. Marcus Eriksson: atrás queda aquella maldita lesión en la rodilla izquierda que le dejó en el dique seco todo el pasado curso. El sueco terminó el partido con 16 puntos y 19 de valoración, demostrando que tiene un hueco en el primer equipo.
  4. La defensa: para ganar hay que anotar, pero también bajar el culo. Eso hizo España en la fase decisiva del Eurobasket y eso hizo el Barça para dejar a los canarios en 60 puntos, cuando en la pasada campaña promedió 77 por partido. Desde la defensa se ganan los títulos.
  5. La experiencia: ambos equipos llegaban con caras nuevas, pero al final acabó premiando la experiencia en los momentos decisivos y el saber competir cuando el marcador no es del todo favorable. El Gran Canaria bajó los brazos.

Comments are closed.