Trepidante jornada de Euroliga. Este viernes, el CSKA demostró de nuevo su poderío ganando en la pista del campeón de Italia por 30 puntos; el Lokomotiv asaltó Kaunas y el Barcelona remontó un partido que se le complicó en el último periodo ante el Zielona Gora. Bourousis sigue de dulce en Baskonia y con 43 de valoración se erigió como MVP de la jornada. 

 

Zalgiris Kaunas 74-76 Lokomotiv Kuban

 

Victoria que vale su peso en oro del Lokomotiv Kuban en su visita a Lituania. El club ruso, que sigue invicto en esta Euroliga, consumó un gran partido que, sin embargo, pudo haber perdido perfectamente. El grupo A empieza a ponerse interesante, ya que el la lucha por el Top 16 se vislumbra candente.

 

En un encuentro en el que imperó la igualdad de forma casi permanente, el Lokomotiv Kuban supo gestionar mucho mejor los instantes finales de partido. Claver anotó los dos tiros libres que ponían a los visitantes 74-76, y, con 11 segundos en el cronómetro, la muñeca de Kalnietis no fue lo suficientemente precisa para convertir el triple que daba el triunfo al cuadro verde.

 

Víctor Claver, que volvió a salir de titular, hizo de nuevo buenas estadísticas y demuestra que sigue en plena forma y en total armonía con su equipo. 12 puntos y 4 rebotes en 24 minutos aportaron mucho a los intereses del Lokomotiv.

 

 

FC Barcelona Lassa 78-72 Stelmet Zielona Gora

 

El Barça Lassa consiguió un triunfo muy sufrigo ante unos campeones de Polonia que plantaron muchísima cara. En un encuentro que estuvo marcado por la igualdad, Samardo Samuels se erigió como el jugador de la noche con una exhibición para el recuerdo y contribuyó a conseguir una victoria que mitiga la derrota de la semana pasada en Izmir.

 

La sorpresa se instauró en el Palau Blaugrana en los primeros compases. Los polacos querían reivindicarse como algo más que la cenicienta del grupo, y así lo demostraron. Una primera canasta de Perperoglou daba paso a un tremendo parcial de 0-12 a favor del Zielona Gora, que obligaba a Pascual a detener el partido cuando solo habían pasado 3 minutos. El parón sentó bien a los azulgrana, que comenzaron a carburar pero que seguían a remolque (14-19, min 9) al son de Satoransky, que ya llevaba 7 puntos. El resultado al final del primer cuarto fue de 19-20, aunque los males podían ser mucho peores.

 

Un triple de Abrines devolvía a la parroquia local una ventaja en el marcador que no disfrutaba desde el inicio del choque (22-20, min 12). Los campeones de Polonia desplegaron un gran arsenal ofensivo de la mano de Moldoveanu, que metía todo lo que tiraba (14 puntos, 3/3 en T3), y Tomic estaba bastante desaparecido en la pintura culé. Constantes idas y venidas de ambos equipos hacían del partido un vaivén de canastas (38-33, min 19). Un triple sobre la bocina de Vezenkov llegó en el mejor momento: el Barça consumaba su distancia más grande en el luminoso al descanso (43-37).

 

En la reanudación, los pupilos de Xavi Pascual subieron un peldaño su intensidad ofensiva y siguieron abriendo hueco con un Samardo Samuels en estado de gracia (ya cosechaba 15 puntos). No obstante, los centroeuropeos querían seguir dando guerra (51-46, min 25). Navarro golpeaba desde el triple para intentar despegarse de un equipo que fue su sombra durante casi todo el partido. Tomic captaba los primeros focos con un gran 2+1 (61-53, min 29). Con la bocina que indicaba el final del tercer cuarto, Juancar volvía a clavarla desde más allá del arco. Navarro sigue siendo Navarro.

 

A medida que iba concluyendo el tiempo, parecía que las cosas no iban a salir tan bien como el Barça hubiese querido. El Stelmet Zielona Gora fue capaz de empatar el partido gracias a una canasta de Ponitka (66-66, min 35) y metió el miedo en el cuerpo a todos los presentes en el Palau Blaugrana. El choque entró en una sucesión de tiros de campo errados. Los nervios eran evidentes y las imprecisiones no tardaron en llegar. A Navarro se le salían los tiros. Hrycaniuk devolvía el liderato a los polacos (66-68, min 37). Los que vestían de blanco ponían en verdaderos apuros al Barça Lassa con un triple de Koszarek (68-71, min 38). Samardo Samuels levantaba al público de sus asientos con su brutal exhibición (27 puntos en ese momento) y la hundía con intensidad (73-72, min 39). Satoransky clavaba un triple trascendental: 76-72 a falta de 44 segundos. Los polacos no fueron capaces de anotar y la victoria se quedó en Can Barça.

 

 

Brose Baskets 86-76 Darussafaka Dogus Istanbul

 

El Brose Baskets logró el triunfo en casa ante un Darussafaka Dogus que mostró buena cara durante el partido. Un resultado que deja ambos equipos con un 1-1 en la clasificación del grupo D.

 

Los bávaros empezaron marcando su territorio con un buen inicio, que, aunque no fue pasmoso, fue progresivo. Los turcos, que no llegaron a dominar con solvencia el partido, dejaron que si rival se fuera distanciando en el marcador hasta que se agotó el tiempo. Darius Miller fue el mejor de los alemanes con 13 punntos, 3 rebotes y 3 asistencias. Por parte de los derrotados, aunque Bjelica estuvo inspirado (16 puntos), jugadores importantes como Preldzic, Savas, Harangody o Erden no tuvieron su noche.

 

Laboral Kutxa Vitoria 96-89 Olympiacos Piraeus

 

El Baskonia consiguió la machada: vencer ante un grandioso Olympiacos. Una prórroga fue necesaria para que los de Perasovic se hicieran con la victoria, una victoria trabajada y con todas las de la ley. Ante uno de los mejores equipos de Europa.

 

Los vascos empezaron con un juego alegre y que les valió para mantener una línea progresiva hasta el descanso. Los baskonistas realizaron una gran primera mitad y dejaron a los del Pireo 9 abajo al descanso (48-39). Pero los helenos supieron mejorar el aspecto mostrado en los 20 primeros minutos y remaron hasta forzar el tiempo extrarreglamentario, en el que se vieron superados por los españoles 16-9.

 

Ioannis Bourousis, MVP de la Jornada 2 en la Liga Endesa, volvió a dejar los pelos de punta con otra exhibición para el recuerdo. 28 puntos, 12 rebotes y 3 asistencias. Qué barbaridad de jugador. Adam Hanga le acompañó en la línea ofensiva y sumó 17 puntos, 6 rebotes y 3 asistencias. Spanoulis, aunque no tuvo su mejor noche anotadora, repartió 9 pases de canasta.

 

 

Strasbourg 91-70 Fenerbahce Istanbul

 

Una de las sorpresas de la jornada vino desde Estrasburgo. El equipo francés firmó una justa y merecida victoria, contra todo pronóstico, ante un Fenerbahce del que se esperaba mucho más. Los chicos de Obradovic se vieron superados por un rival con una plantilla mucho inferior, una victoria que pone 1-1 a ambos conjuntos.

 

Y es que el Strasbourg dominó en casi todas las facetas del juego: desde las asistencias hasta los rebotes, pasando por el acierto en tiros de campo. Aunque todo parecía empezar de cara para los otomanos, poco a poco loa galos fueron imponiendo su ley y dieron el último y definitivo arreón en el último cuarto.

 

Sin embargo, Bogdan Bogdanovic encarnó un buen encuentro (12 puntos, 4 rebotes y 4 asistencias). Por parte de los vencedores, una estrella brilló más que las demás: Kyle Weems. Con un 4/5 en triples, 22 puntos, 4 rebotes y 2 asistencias, fue el máximo artífice de la machada.

 

Dinami Banco di Sardegna Sassari 78-107 CSKA de Moscú

 

El CSKA de Moscú se divirtió en casa del Dinamo Sassari. Con una espectacular actuación ofesniva en la primera mitad (60 puntos al descanso), los rusos impusieron su ley ante un Sassari que no opuso la resistencia necesaria. Aunque la defensa y el juego global de los italianos mejoró y mucho en la segunda parte, el CSKA ya habían hecho los deberes y volaron a Rusia con la victoria bajo el brazo.

 

El juego en equipo fue la esencia de la victoria. Menos Khryapa, todos los integrantes del CSKA de Moscú anotaron, entre los cuales destaca Nando de Colo, con 18 puntos, 5 rebotes y 6 asistencias.

 

 

 

Los mejores de la jornada:

stats euroleague

Top 10 de la jornada

 

 

Clasificación:

 

clasificacion

 

Comments are closed.