El dueño de los Minnesota Timberwolves, Glen Taylor, ha confirmado este viernes que Flip Saunders no volverá esta temporada a los banquillos porque el tratamiento del cáncer no está dando todavía resultados positivos. «Creo que su enfermedad, sinceramente, es muy seria. Y si ahora volviese no tendría fuerzas necesarias para poder dirigir al equipo. Prefiero que luche duro y se cure», afirmó Taylor en declaraciones al Minneapolis Star-Tribune.

 

Saunders, hospitalizado desde septiembre por culpa del Linfoma de Hodgkin, está recibiendo tratos de quimioterapia. «No pensábamos que sería necesario llegar a esta situación. Les dijimos a los jugadores que volvería pronto… esto es inesperado», apuntó Taylor, asegurando también que él y Saunders estuvieron en contacto todo el verano para decidir los movimientos en la plantilla de Minnesota, centrándose sobre todo en el futuro de Anthony Bennett (finalmente traspasado a Toronto).

 

Sam Mitchell dirigirá a los Timberwolves, pudiendo completar así su primer curso completo como entrenador jefe de la NBA desde la 2007-08. «Sam tiene que ser su propio entrenador. No hará las cosas de la misma manera que las haría Flip. No espero que haga eso», reconoce Taylor.

 

Milt Newton ejercerá las labores de general manager, cargo que también asumía el propio Saunders.

 

 

Fuerza y vuelve pronto, Flip.

 

Comments are closed.