El baloncesto vuelve a estar de luto. Si hace unos días Minnesota Timberwolves confirmaba que Flip Saunders no regresaría al equipo esta temporada, hoy se ha comunicado la tragedia. El técnico, general manager y propietario de la franquicia ha fallecido hoy hace escasas horas debido a una batalla contra el cáncer que desgraciadamente no ha podido vencer. En Agosto se confirmó que el entrenador estaba en tratamiento contra el linfoma de Hodgkin, y desde entonces su presencia en el equipo y en toda actividad pública se canceló hasta nuevo aviso. A pesar de que el diagnóstico fue positivo y las esperanzas de superar la enfermedad eran más que aceptables, la noticia publicada por la franquicia anunciando que Saunders no volvería esta temporada tras su hospitalización hacía presagiar que las cosas no iban tan bien como se suponía, comunicándose de forma oficial el adiós de un icono para los Timberwolves. La franquicia no ha desvelado más noticias al respecto a falta de que se emita un nuevo comunicado proximamente.

 

Saunders ha sido cuerpo y alma en la franquicia de Minneapolis. A las órdenes de los Wolves entre 1995 y 2005, el técnico logró llegar a unas finales del Oeste, un récord de más de 50 victorias y presencia en playoffs para una plantilla liderada por su hoy gran amigo Kevin Garnett. Un paso por Washington y Detroit llevó a Saunders a volver a casa en 2014, tomando las riendas de la franquicia desde arriba, codirigiendo a la franquicia desde el banquillo y los despachos.

 

Descanse en paz

Comments are closed.