El exazulgrana cumplió 40 años el pasado enero y sigue en actividad jugando en la Lega con el Betaland Capo D’Orlando. Celebró este fin de semana 500 partidos en la liga italiana..

 

Basile con la camiseta del Orlandina (Foto: dailybasket.it)
Basile con la camiseta del Orlandina (Foto: dailybasket.it)

Gianluca Basile nació en Ruvo di Puglia (Bari) el 24 de enero de 1975; la matemática no es una opinión y nos dice que son 40 tacos largos, pero el “Baso” sigue en actividad, guarda una forma física envidiable y, sobre todo, sigue emocionando y emocionándose.

 

En su tercera temporada con el Orlandina Basket (la primera en segunda división, cuando con su ex compañero de selección Gianmarco Pozzecco como entrenador lograron la promoción a la Lega), Basile ha celebrado este fin de semana sus 500 partidos en Serie A. Una meta a la cual llegan pocos, y que son sólo una parte de la inmensa trayectoria deportiva del escolta italiano, a la cual habría que añadir los partidos disputados en 6 años de ACB con la camiseta del Barça, los encuentros de Euroliga con los blaugrana, anteriormente con el Bologna y después con el Olimpia Milano; los de Eurocup con Cantù, los de serie A2 (segunda división italiana) al principio de su carrera con Reggio Emilia y hace dos años en Capo D’Orlando… y los encuentros vistiendo la camiseta de la selección italiana. Nada mal.

 

Respetado y querido en su país, también dejó un recuerdo inolvidable entre los aficionados del Palau Blaugrana.

 

El destino ha querido que el registro de los 500 partidos en Serie A lo tocase en el encuentro que enfrentaba su Orlandina Basket al Grissin Bon Reggio Emilia, él que fue su primer equipo y donde creció deportivamente (pues sí, Basile es otro “hijo deportivo  de Reggio Emilia”, como varios otros jugadores de los cuales hemos hablado anteriormente, incluido el mismísimo Kobe Bryant). En el cara a cara entre escoltas de Basile con la joven perla Amedeo Della Valle los apasionados de baloncesto italianos han visto pasado y futuro enfrentándose, pues Amedeo tiene casi la mitad de años de Gianluca y la madera y proyección para seguir las pautas del campeón de Puglia.

 

Basile triunfó con la camiseta del Barça (Foto: lavanguardia.com)
Basile triunfó con la camiseta del Barça (Foto: lavanguardia.com)

Tras cuatro temporadas en Reggio Emilia, donde empezó su carrera deportiva hace 20 años, Basile jugó seis años en el Fortitudo Bologna, durante los cuales ganó dos campeonatos italianos, en el 2000 y en 2005, gracias a una asistencia suya para Rubén Douglas que anotó la canasta de la victoria frente a Milano en el Forum.

 

En la temporada 2005-06 empezó su aventura con el FC Barcelona. En su plenitud deportiva, Basile se conquistó un lugar en el “hall of fame” del club catalán, con el cual ha ganado dos ligas ACB, tres Copas del Rey, dos Supercopas y una Euroliga.

 

Nadie podrá olvidar el triple sobre la bocina en Vitoria en el primer partido de la final de la Liga 2008-09, que regaló la victoria visitante al Barça, que al final acabó ganando 3-1 aquella serie proclamándose campeón.

 

 

Basile, famoso sobre todo por sus triples imposibles (“los tripes ignorantes”, como los llama él), ha regalado a sus equipos muchos éxitos inesperados gracias a su arma más letal, como él que permitió al Fortitudo Bologna disputar su primera Final-Four de Euroliga (el conjunto italiano acabó luego derrotado 118-74 por el Maccabi Tel Aviv) o también su prestación frente a Lituania con la camiseta de la selección italiana durante las Olimpíadas de Atenas (31 puntos con 7/11 en triples).

 

Basile pudo quitarse el gusanillo de la Euroliga ganándola con la camiseta blaugrana en la temporada 2009-10. Una lesión le mantuvo alejado de la cancha prácticamente todo el curso 2010-11, su última temporada en la ciudad condal, al término de la cual se despidió entre lágrimas y comentando que querría acabar su carrera deportiva en Italia.

 

Volvió a su país de origen por manos del Bennet Cantù en 2011-12, pero su trayectoria deportiva aún estaba lejos de acabarse. Durante su buena temporada con el equipo de Lombardía, a destacar un triple desde 9 metros que dio a su equipo una decisiva victoria en Eurocup frente al Bilbao y les clasificó para el TOP-16.

 

En 2012 fichó por un año para el Emporio Armani Milano y al año siguiente empezó su nueva etapa en el Orlandina Basket, etapa que aún perdura. Tras un año en segunda división, el equipo de Sicilia logró la promoción, el año pasado consiguió salvarse y allí sigue esta temporada. Este fin de semana lograron tumbar 68-62 al líder Reggio Emilia.

 

Basile ganó un Eurobasket y una plata Olímpica (Foto: gazzetta,it)
Basile ganó un Eurobasket y una plata Olímpica (Foto: gazzetta,it)

Otro gran capítulo de su extensa carrera lo vivió con la camiseta Azzurra de la selección italiana, con la cual disputó 209 partidos, totalizando 1602 puntos. Desde el Mundial de 1998 hasta el 2007 tomó parte en todos los acontecimientos en los cuales participó Italia: mundiales, europeos y Juegos Olímpicos, apuntándose las que han sido, hasta el día de hoy, las últimas alegrías de la selección italiana de basket, que aún está asumiendo el cambio generacional: la victoria en el EuroBasket de 1999 y la plata olímpica en 2004.

 

En los Juegos de Atenas, Basile disputó su mejor torneo como internacional, con una media de 14 puntos por encuentro, y firmando su career-high en semifinales contra Lituania (31 puntos, como ya recordamos antes). Su último partido de nivel con la selección fue durante el mundial de 2006, cuando, como capitán, anotó 27 puntos frente a Cina. En octavos, siempre contra Lituania (hay cosas que no cambian en el destino deportivo de un país y rivales que siempre encuentras por el camino), llegó posiblemente su mayor decepción, cuando falló los tres tiros libres decisivos con el marcador en 68-71.

 

“¿Qué me emociona con 40 años?” – comentó hablando a los micrófonos de la emisora italiana que estaba retrasmitiendo su partido número 500 en Serie A“Cuando entro en el campo desde el túnel la gente que grita es una emoción. Escuchar el himno es una emoción. El deporte es una emoción. Si no te emocionas, tienes que dejarlo. Yo sigo emocionándome, por eso aún juego”.

 

 

Comments are closed.