Echábamos de menos la NBA por noches así. 12 partidos, prórrogas, remontadas, canastas ganadoras… y exhibiciones por doquier. Esta madrugada los Thunder remontaron a Orlando y ganaron en la segunda prórroga, Detroit sumó su tercer triunfo consecutivo y los Kings vapulearon a los Lakers. 

 

Oklahoma City Thunder 139 – 136 Orlando Magic

 

En el partido más apasionante de la noche, OKC lideró una remontada espectacular para llevarse el encuentro en dos prórrogas con una auténtica exhibición de sus dos máximas estrellas, Kevin Durant y Russell Westbrook, que se fueron hasta los 43 y 48 puntos respectivamente. Con los Magic más competitivos de los últimos años, y una ventaja que llegó a ser de más de 15 puntos en algunos tramos del encuentro, solo el talento de los visitantes pudo igualar un final apoteósico de último cuarto. Con los Thunder tres abajo, un triple de Durant ponía el empate a falta de una posesión para el final. Oladipo se encargó de asumir la responsabilidad, y a falta de menos de 6 segundos para la conclusión anotó un triple tras crossover que prometía poner el encuentro patas arriba y darle más de media victoria a los Magic, que fueron muy superiores durante gran partido del encuentro gracias a la nula intensidad defensiva de los Thunder. Pero con Westbrook en cancha todo es una lotería y a falta de 6 décimas para la conclusión, con un lanzamiento inverosimil desde casi el medio del campo, el base de OKC se encargó de obrar el milagro y llevar el partido a la prórroga.

 

 

Una vez en ella, cuatro puntos más del base de Oklahoma City subía la distancia en el marcador a 4 puntos, pero Orlando no se descompuso y con un espectacular Oladipo, los Magic se volvieron a poner a tan sólo un punto de distancia a falta de 38 segundos. Posteriormente, Fournier tuvo balón para poner por delante a los de Skyles, pero su tiro de media distancia rebotó en el aro. Ya con unicamente dos posesiones por jugarse y balón para los Thunder, de nuevo Westbrook volvió a tomar la responsabilidad y tras bloqueo directo se levantó para poner el 126-123 a falta de 8 segundos, subiendo su anotación personal hasta los 43 puntos. Pero los Magic no se dieron por vencidos y en otro final épico, Victor Oladipo volvió a asumir responsabilidad y de nuevo anotó el triple sobre la bocina que llevaría el encuentro a la segunda prórroga.

 

 

Dos canastas más de Russ y una de Durant pusieron la diferencia en +5 a falta de tres minutos para la conclusión (132-127) de la segunda prórroga. Orlando intentó volver al encuentro, pero OKC se resistió por medio de Durant hasta que dos canastas de Elfrid Payton redujeron la diferencia hasta los dos puntos con 28 segundos por jugar. Steven Adams anotó los dos tiros libres posteriores, poniendo los cuatro puntos de ventaja en el marcador, pero Tobias Harris se encargó de anotar dos tiros libres rápidos. Westbrook falló uno de los tiros libres permitiendo a Orlando empatar el choque, pero los dos intentos posteriores de Orlando no entraron y los Thunder se llevaron su segunda victoria de la temporada. Oladipo terminó con  21 puntos, 13 rebotes y 10 asistencias, logrando el primer triple de la temporada, mientras que Tobias Harris se fue hasta los 30.

 

 

Detroit Pistons 98-94 Chicago Bulls

 

Es seguramente una de las grandes sorpresas de este inicio de temporada. Stan Van Gundy ya advirtió que los Pistons iban a dar guerra. Pero nadie podía imaginar que empezarían con un 3-0, sobre todo teniendo en el calendario a Atlanta y Chicago. Pero Detroit juega en equipo, tiene un juego interior poderoso, un base en plena progresión y la ilusión de un grupo joven.

 

Anoche derrotaron en la prórroga a unos Bulls que dominaron prácticamente todo el partido. Con Marcus Morris (26 puntos), Andre Drummond (20+20) y Reggie Jackson (22+7+7), los de Motown dieron la ‘sorpresa’. Ni Butler (23 puntos) ni de nuevo un inspirado Mirotic (22) pudieron evitar la derrota.

 

Brookly Nets 75-102 San Antonio Spurs 

Foto: Elena Glove

 

Son leyenda viva de la NBA. Y cada noche que pasa añaden un nuevo capítulo a los libros de historia. El trío Duncan, Parker y Ginóbili igualó esta madrugada el número de victorias que consiguieron los tres míticos Celtics (Bird, McHale y Parish): 540. Una cifra que superarán en breve para convertirse en el mejor trío de la historia. El porcentaje de partidos ganados, sin embargo, sigue siendo peor que el de los tres de Boston. Los de San Antonio tiene un 73,3% (540-196), mientras que Bird y compañía alcanzaron antes de separarse el 74,1% (540-189).

 

Y eso fue gracias al triunfo de anoche ante unos flojos Nets que todavía están sin ritmo y recomponiendo la plantilla. Leonard aportó 16 puntos, mientras el tándem Duncan-Aldridge se combinó para sumar 25 puntos y frenar en la pintura a Brook López (17).

 

Minnesota Timberwolves 95-78 Denver Nuggets

 

Minnesota tiene motivos para soñar. Y es que el número uno del Draft, Karl-Anthony Towns, es un todoterreno. Sabe moverse, intimidar, tirar y machacar. Con tan sólo 19 años es capaz de hacerse amo y señor de la pintura. Anoche, los Timberwolves superaron a unos flojos Nuggets gracias a los 28 puntos y 14 rebotes de Towns (a los que añadió 4 tapones). El primer rookie de la historia que hace un doble-doble en sus dos primeros partidos como profesional. 

 

Tras la exhibición ante los Lakers, Ricky estuvo errático en el tiro (2 de 8), pero notable desde el tiro libre y terminó con 12 puntos y 8 asistencias. En Denver, sólo el novato Mudiay (15) y Barton (14) hicieron dobles dígitos en anotación.

 

Golden State Warriors 112-92 Houston Rockets

 

La reedición de las pasadas Finales de Conferencia Oeste no tuvo color. Golden State demostró, por segunda noche consecutiva, que todas aquellas apuestas que se han olvidado de ponerles como favorito quizás se están equivocando. Y es que los Warriors de Luke Walton (a la espera de que vuelva Steve Kerr), pasaron por encima de unos Rockets que acusaron el mal partido de Harden (falló 14 tiros de los 18 que intentó y sólo anotó 1 de los 10 triples que intentó). Howard, que debutaba esta temporada, sólo pudo sumar 9 puntos y 7 rebotes en 22 minutos, viéndose superado por la rapidez de los jugadores de Oakland.

 

El héroe del partido fue el de siempre. Stephen Curry, motivado por los gritos constantes de «MVP, MVP» que recibía Harden, se fue hasta los 25 puntos, 7 rebotes y 6 asistencias. Los campeones sumaron su segunda victoria de la temporada demostrando otra vez su poderío en el juego de transición.

 

 

Los Angeles Lakers 114-132 Sacramento Kings

 

Los aficionados de los Lakers no pueden estar contentos. El equipo no carbura. Ni en defensa, ni en ataque. Ni en actitud. Los Kings pasaron por encima con muchísima facilidad. Y Rajon Rondo aprovechó para reencontrarse. El base terminó con 21 puntos y 8 asistencias, mientras DeMarcus Cousins alcanzó otro doble-doble (21 puntos y 11 rebotes). En los Lakers, Jordan Clarkson con 22 puntos fue el máximo anotador en una regular noche de Kobe (13 puntos con 5 de 13 en tiros de campo).

 

Phoenix Suns 110-92 Portland Trailblazers

 

Holgada victoria de los Suns ante los Blazers. El tándem Bledsoe (22 puntos) y Tyson Chandler (15+13) se antojaron fundamentales en la resolución final del choque, siendo estériles los 24 tantos de Damian Lillard.

 

Charlotte Hornets 94-97 Atlanta Hawks

 

Quizás lo del partido inaugural fue un simple desliz. Parece que Atlanta empieza a cogerle el ritmo a la competición y anoche superó a Charlotte en un partido competido en el que Kent Bazemore (19) y Paul Millsap (18+10) fueron decisivos para los Hawks. Al Horford (18 puntos) acabó de sentenciar en el último cuarto.

 

Washington Wizards 118-113 Milwaukee Bucks

 

Ni un extraterrestre Antetokounmpo pudo evitar la derrota de los Bucks. El griego, que se perdió el debut por sanción, tenía hambre de victoria. Y acabó con 27 puntos y 9 rebotes, pero fueron insuficientes ante uno de los mejores backcourts de la NBA. Los Wizards, que llegaron a ir perdiendo de 13, se apoyaron en Wall (19 puntos y 10 asistencias) y Beal (26 puntos con 5 de 6 en triples) para remontar y llevarse el triunfo.

 

Miami Heat 92-102 Cleveland Cavaliers

 

Seguramente es cuestión de tiempo. Pero parece que cada vez se entienden más en pista. Lebron James y Kevin Love quieren dominar la NBA. Y ya saben el dicho: la unión hace la fuerza. Los Cavaliers vencieron a Miami en un gran partido del tándem de Cleveland (al que se añadirá un tercero en semanas, Irving). Lebron se fue hasta los 29 puntos, mientras Love consiguió un doble-doble (24 puntos y 14 rebotes). «Love es nuestro principal estandarte en ataque. Es de los mejores ala-pívots de la liga», afirmó ‘The King’.

 

Fue también un reencuentro especial de Lebron con Wade y Bosh. El tándem de Miami se combinó para un total de 41 puntos, pero no pudo con el poderío de los de Ohio, más efectivos en ataque.

 

 

Toronto Raptors 113 – 103 Boston Celtics

 

De nuevo liderados por un gran DeRozan y un perfecto Terrence Ross desde su nuevo rol de sexto hombre, los Raptors se llevaron la segunda victoria de la temporada al romper el encuentro en el tercer cuarto con un parcial de 30-21 después de una primera mitad de gran baloncesto y máxima igualdad. El escolta de los Raptors finalizó el choque con 23 puntos, acompañado por Carroll y el propio Ross con 21 cada uno. En los Celtics, la falta de intensidad defensiva y la carencia en el rebote le paso factura en la segunda mitad. Thomas de nuevo volvió a ser el mejor de los verdes con 25 puntos, mientras que Bradley anotó 13 desde el puesto de escolta-

 

Utah Jazz 99 – 71 Philadelphia 76ers

 

Un Derrick Favors colosal (20-12) en este arranque de temporada se encargó de liderar a los pupilos de Snyder a su primera victoria de la temporada frente a unos Sixers que desgraciadamente solo pudieron plantar batalla hasta mediado el primer cuarto. Jahlil Okafor no pudo volver a dominar la pintura como en el partido inicial y eso supuso el apagado de los locales en un roster carente de todo tipo de talento ofensivo. Se pudo ver el debut del canadiense Nick Stauskas por parte de Philadelphia, terminando el encuentro con 12 puntos, la máxima anotación de un jugador Sixer en todo el encuentro. Junto al gran papel de Favors, que dominó la pintura a su antojo, el escolta Rodney Hood terminó con 17 puntos, mientras que el también escolta Alec Burks anotó 15 para comandar la segunda unidad. Además de los 12 puntos de Stauskas, otros 12 de Grant y los 10 de Noel y Okafor fueron lo poco destacable de unos Sixers que tendrán difícil obtener más victorias que la temporada pasada.

 

 

El homenaje a Steve Nash en Phoenix

 

 

Top 10 de la noche

 

 

Comments are closed.