La NBA nunca defrauda. Y esta madrugada, aunque había menos partidos que el viernes, no ha sido una excepción. Los Warriors ganaron (otra vez) a los Pelicans con una exhibición jordaniana de Stephen Curry, que se enfiló hasta los 53 puntos (con 8 triples incluidos). Los Grizzlies ganaron a Brooklyn, Carmelo Anthony trituró a los Wizards e Indiana sigue sin conocer la victoria esta temporada tras perder en casa ante Utah. 

 

Golden State Warriors 134-120 New Orleans Pelicans

 

Es posiblemente el mejor jugador del momento. Encandila, emociona, alegra la vista, divierte y lidera. Si le das un metro la mete de tres. Si le defiendes cerca te dribla y penetra con una facilidad pasmosa. Nadie puede parar a Stephen Curry. Y los Pelicans son plenamente conscientes. No pudieron en los pasados Playoffs y en estos dos primeros partidos de pretemporada tampoco. En el primero les endosó 40 puntos, y anoche les asestó la barbaridad de 53 (con 8 triples incluidos). Un anotador sin límites que quiere mantener la hegemonía de los Warriors en la NBA.

 

Porque el partido de anoche se puede resumir en un cuarto. El tercero. Curry las metió de todos los colores. Jugadas de cuatro puntos, pases sin mirar, triples, entradas… toda la cantidad inimaginable de recursos. Toney Douglas, que tuvo el gran honor (o desgracia) de defenderle, miraba al banquillo como diciendo «¿qué hago?». Sólo podía aplaudir. 28 puntos en un tercer de ensueño que acabó por derrotar a Nueva Orleans, que durante muchos minutos aguantó el tipo.

 

Con esos 53 puntos igualó los 118 que logró Michael Jordan en los tres primeros partidos de la temporada 1989-90. Casi nada.

 

 

Utah Jazz 97-76 Indiana Pacers

 

No han empezado bien las cosas en Indiana. Y eso que dos de los tres primeros partidos los han jugado en casa, donde son una de las franquicias con mejor balance histórico. Pero siguen sin ganar. Anoche, en un mal día desde el tiro, los Pacers sucumbieron ante los Jazz de Gobert (9 puntos y 17 rebotes), que dominó la pintura a su antojo. Paul George, con 16 puntos, y Monta Ellis, con 12, no pudieron evitar una derrota que se ‘confirmó’ tras un horrendo tercer cuarto (28-12). Utah, por su parte, puede estar satisfecho de su inicio de campaña. En su ruta por el Este, ha ganado en Philadelphia e Indiana y estuvo a punto de dar la campanada en Detroit.

 

New York Knicks 117-110 Washington Wizards

 

Derek Fisher ha logrado, como mínimo, que los Knicks trabajen como equipo. Ese es el primer gran logro de un equipo que ya suma dos victorias, y precisamente fuera de casa, su gran debilidad antaño (sólo ganó 7 partidos). Claro que con Carmelo Anthony en estado de gracia todo es más fácil. La estrella de NY acabó con 37 puntos y unos buenos porcentajes de tiro (11 de 18, con 4 de 5 en triples). Calderón, que ya ha recibido criticas por parte de los aficionados, acabó con 10 puntos en 21 minutos. Porzingis, en su constante adaptación a la competición, sumó 8 puntos y 6 rebotes. Bradley Beal (26) y John Wall (25) acusaron el cansancio de la noche anterior y en los compases decisivos no pudieron evitar la derrota de los capitalinos.

 

 

Brooklyn Nets 91-101 Memphis Grizzlies

 

Los Grizzlies empiezan a carburar. Y ante los Brooklyn Nets recuperaron la virtud de la defensa, esa que tiene que guiarles hasta las cotas más altas. Memphis fue una apisonadora en la primera mitad (56 puntos), y sentenció el partido tras un buen tercer cuarto (72-88). Mike Conley fue el mejor de los de Teennesse tras acabar con 22 puntos y 8 asistencias, superando a Abdur-Rahim en la lista de máximos anotadores de la franquicia. Marc, que tuvo un pequeño percance tras un golpe, acabó con 7 puntos, 6 asistencias y 4 rebotes en 30 minutos.

 

 

Phoenix Suns 101-90 Portland TrailBlazers

 

Pocos hubieran apostado por Phoenix a principio de temporada, pero la realidad es que los Suns han comenzado el curso enchufados. Eso sí, ante unos Blazers en plena recomposición tras perder a cuatro titulares (Matthews, Robin Lopez, Aldridge y Batum). Los jóvenes van creciendo, pero Lillard sigue estando muy sólo (con McCollum de escudero). Los de Arizona ganaron a los de Oregon gracias al nuevo Big Three que ha formado Hornacek: Bledsoe (33 puntos y 6 asistencias), Knight (27+5+5) y Morris (15 puntos y 9 rebotes). Lillard (23+8), que lo intentó hasta el final, tendrá que remar heroicamente para que Portland se meta en Playoffs.

 

Sacramento Kings 109-114 Los Angeles Clippers

 

Es seguramente junto a Stephen Curry el jugador más en forma de la NBA. Blake Griffin fue de nuevo el artífice del triunfo de los Clippers, que confirman lo que vimos en pretemporada: son un equipo muy completo. El ala-pívot terminó con 37 puntos, 9 rebotes y 6 asistencias. Omnipresente. Él y DeAndre Jordan (15+18) dominaron la zona a su antojo ante la ausencia de DeMarcus Cousins, que tuvo que retirarse del partido por unas molestias en el talón de Aquiles. Los angelinos tuvieron que trabajar ante unos Kings combativos, que tuvieron en Rondo a su estandarte (21 puntos, 8 asistencias y 5 rebotes), pero en los minutos decisivos estuvieron más acertados.

 

 

Comments are closed.