Aunque el baloncesto continental ya está en pleno rodaje, recientemente hemos podido conocer, gracias a Sportando, que varios equipos europeos han incorporado con éxito a gente nueva en su roster. Los últimos movimientos transaccionales aterrizan en Rusia, Croacia y Rumanía.

 

El Avtodor Saratov se ha hecho con los servicios del base de 29 años con doble nacionalidad Paul Stoll. El director de juego, que tiene pasaporte estadounidense y mexicano, ha fijado como nuevo destino profesional la VTB, así como el reto de competir en la Eurocup. El equipo ruso marcha con un registro de 2-1 en la competición europea. La principal virtud de Stoll en pista es el tiro exterior; y su principal inconveniente, su poca altura (1’79 metros). No siendo seleccionado en el draft de 2008, hizo las maletas rumbo a su México natal, donde jugó para equipos como el Halcones Rojo de Veracruz (equipo del que precede) o el Algodoneros de la Comarca. En 2013 se marchó a Turquía y, en este mismo año, consiguió la medalla de oro con México en el FIBA Americas 2015.

 

 

Ivan Siriscevic es el nuevo hombre para las filas del Cibona Zagreb. El exterior croata, que regresa a las filas de este club, abandona de este modo el Mitteldeutscher BC para ayudar al conjunto que dirige Slaven Rimac. La trayectoria baloncestística de Siriscevic también ha pasado por Rumanía, defendiendo la camiseta del Timisoara. La pasada temporada, en la BBL alemana, el balcánico promedió 10’5 puntos, 3’2 rebotes y 1’2 asistencias en los 4 partidos que jugó.

 

 

Además, en Rumanía, el BCM U Pitesti ha contratado a Maksym Pustozvonov, alero alto (2’01 metros) que fue nombrado MVP de la Copa de Ucrania el curso pasado, además de hacerse con el entorchado con el Budivelnyk capitalino. Por otra parte, tuvo protagonismo en la Copa del Mundo España 2014 con la selección ucraniana.

 

 

 

Foto: FIBA

Comments are closed.