Extraterrestre. Inhumano. Mágico. Espectacular. Extraordinario. Magnífico. Formidable. Genial. Imparable. Jordaniano.

 

Todos estos adjetivos sirven para definir a Curry. De hecho, son sinónimos. Porque Curry ha alcanzado tal nivel en la NBA que salvo los habituales haters (sí, también los hay de Curry), todos se rinden a la evidencia: el jugador que más brilla del momento. El mejor líder. El más decisivo. El más efectivo. El más espectacular.

 

La capacidad de generar highlights constantemente sin necesidad de estar en un All-Star. Eso es lo que ha conseguido Curry. Parece fácil, y ese es otro de sus grandes logros: hacernos creer que lo es. Que salir cada noche a una pista y firmar porcentajes altos de tiro, liderar a un equipo y brillar individualmente es sencillo. Claro, eso pensarán [email protected] niñ@s.

 

El inicio de temporada de Curry va más allá de los límites de la ciencia. Los mejores registros anotadores desde Jordan, el mejor porcentaje de toda su carrera desde el triple y un PER de 43 (el récord histórico es de Chamberlain con 31,82).

 

 

 

Viendo este vídeo de Bleacher Report se entiende todavía más y mejor porque Curry maneja el balón con tanta exquisitez.

 

 

Comments are closed.