La noche NBA fue más cortita que de costumbre. Cinco partidos en los que destacó el duelo Rose-Westbrook, un nuevo varapalo para Memphis y la victoria de Charlotte ante los Mavericks, que siguen dando muestras de ser un equipo muy inconsistente.

 

Oklahoma City Thunder 98-104 Chicago Bulls

 

Era el plato fuerte de la noche. Chicago venía con ganas de redimirse tras la humillación publica que sufrió ante Charlotte. Y lo hizo con la irrupción de Derrick Rose, que se puso los Bulls a sus espaldas y en el último cuarto sentenció la batalla cuando Oklahoma había remontado una desventaja de -10. Rose terminó con 29 puntos (10 en los últimos tres minutos) y se llevó el duelo ante Westbrook (20 puntos). En la pintura, Gasol sumó 11 puntos y 10 rebotes, mientras Ibaka se fue hasta los 17 puntos. Mirotic jugó el peor partido del curso (2 puntos y 4 rebotes en 16 minutos). Kevin Durant, autor de 33 puntos, no pudo evitar la derrota de los Thunder, que siempre fueron a remolque en el partido.

 

 

Memphis Grizzlies 96-115 Portland TrailBlazers

 

Cuesta apostar ahora por Memphis como candidato a ganar el anillo. A la ya habitual falta de referencia ofensiva se le une ahora unos desajustes defensivos inadmisibles que hacen de estos Grizzlies un conjunto endeble y sin alma. Tercera derrota de la temporada, esta vez ante los Blazers de un Lillard estelar (27 puntos y 7 triples). McCollum se consolida como su escudero perfecto tras acabar con 20 puntos y 5 asistencias.

 

La clave en Memphis está en la defensa. Los de Joerger arrancaron 6-0 el curso pasado. Y en este van 3-3. ¿Por qué? Si la temporada pasada encajaron poco más de 86 puntos de media, en este inicio reciben casi 104 por encuentro. Una barbaridad para un equipo que pretende aspirar a todo. Marc Gasol, todavía mermado físicamente, terminó con 15 puntos, mientras Courtney Lee fue el máximo artillero con 18, aunque no sirvió para evitar otra decepción de los de Tennessee.

 

Utah Jazz 96-84 Denver Nuggets 

 

El duelo de aleros entre Gallinari y Hayward se lo llevó el segundo. Simplemente porque el italiano se quedó sin compañeros que le ayudaran a remar. Hayward finalizó con 20 puntos, pero tuvo a Burks (12), Booker (13) y Burke (12) que le secundaron a la perfección. Gallinari, con 18 puntos, se quedó sólo. Denver tiene mimbres suficientes para ser un equipo competitivo, pero las pérdidas y la inconsistencia defensiva le pasan factura.

 

Miami Heat 96-84 Minnesota Timberwolves

 

Minnesota no es capaz de estrenarse todavía en el Target Center. Y viendo los números es difícil que lo consigan. 35% en tiros de 2 y 33% en triples. Los Wolves no pudieron hacer nada ante la actuación de Dwyane Wade (25 puntos y 11 de 19 en tiros de campo). El quinteto titular de Miami sumó 81 puntos… mientras que el de Minny sólo 29. Sólo Andrew Wiggins, con 12 puntos, superó la barrera de los dobles dígitos en anotación para los de Sam Mitchell. Y eso que tuvo que necesitar 18 tiros de campo para lograrlo. Ricky Rubio sumó 9 puntos y 5 asistencias, aunque se vio superado por el esloveno Goran Dragic (16 puntos).

 

Charlotte Hornets 108-94 Dallas Mavericks 

 

Un dominio incontestable de Al Jefferson en la pintura fue suficiente para que Charlotte asaltara el American Airlines Center de Dallas. Los Hornets, que parecen haber encontrado el ritmo en estos dos últimos partidos, dominaron y ganaron con comodidad. El ala-pívot de la franquicia de Jordan se fue hasta los 31 puntos y 9 rebotes, bien secundado por un Jeremy Lamb en plena progresión (16 puntos). Zaza Pachulia (14+10), Deron Williams (15 puntos) y Dirk Nowitzki (14, aunque muy errático), no pudieron impedir la derrota texana.

 

 

Top 10

 

 

Comments are closed.