Noche trepidante en la NBA con hasta 7 partidos, dos de los cuáles de gran calibre. Los Clippers derrotaron a los Grizzlies y los Warriors no dieron opción a los Pistons de Drummond. La gran ‘sorpresa’ fue la victoria clara de Minnesota a los Hawks.

 

Atlanta Hawks 107-117 Minnesota Timberwolves

 

Los Hawks llegaban con siete victorias consecutivas. Y bajaron de la nube por culpa de unos Timberwolves que están lanzados. Unos imberbes jóvenes que no temen en atacar ante uno de los equipos más en forma de la NBA. Un bloque que crece partido tras partido y comienza a ilusionar. Porque Minnesota, además del buen balance (4-2), transmite buenas vibraciones con la adaptación de sus jóvenes y la consolidación de un patrón de juego eficaz.

 

Meterle 72 puntos en la primera mitad a Atlanta no es normal. Pues eso hicieron los de Sam Mitchell. 42-72 en una primera parte de ensueño. Pero claro, los finalistas del Este el curso pasado no iban a rendirse y con su seña de identidad, el juego coral, llegaron a ponerse por delante a falta de 3.27 para el final (107-106). Una remontada que podía ser histórica. Hasta que Andrew Wiggins, que terminó con 33 puntos, decidió sentenciar el encuentro anotando 8 puntos consecutivos y acabando con cualquier opción de gesta de Teague (24 puntos y 9 asistencias) y Millsap (22). Destacar el 17+12 de Karl-Anthony Towns y los 10 puntos y 8 asistencias de Ricky Rubio.

 

 

Los Angeles Clippers 94-92 Memphis Grizzlies

 

Memphis es un equipo inconsistente. O lo que es peor, a estar alturas de temporada (dos semanas de competición) aún no ha encontrado su ritmo. Ni tan siquiera un patrón estable que le permita seguir una línea concreta para encadenar victorias. Ante los Clippers, los Grizzlies estuvieron todo el encuentro peleando de tú a tú con los angelinos, pero en los minutos finales no pudieron lidiar con la presión. Fue Marc Gasol el héroe y a la vez villano para los de Tennessee. Héroe porque con 16 puntos y 7 rebotes fue de los mejores de su equipo, y villano porque con el marcador ajustado (92-89), Gasol sólo pudo anotar tres de los seis tiros libres que lanzó en los últimos dos minutos.

 

El Big Three de los Clippers estuvo imperial. Blake Griffin sumó 24 puntos y 12 rebotes, DeAndre Jordan 13 puntos y 12 rebotes y Chris Paul 14 puntos y 4 asistencias.

 

La tercera derrota consecutiva de los de Joerger y la quinta de la temporada. Y el próximo rival serán los Warriors…

 

 

Detroit Pistons 95-109 Golden State Warriors

 

Los Pistons llegaban con hambre. No ganaban desde noviembre de 2008 en el Oracle Arena. Y ésta podía ser una oportunidad idónea por el estado de forma de sus jugadores (Drummond y Reggie Jackson principalmente). Pero se toparon con una realidad mayúscula. Vencer a los Warriors parece, a día de hoy, casi misión imposible. Y mucho más en su hogar, donde han ganado 23 partidos seguidos de temporada regular. Anoche, ante Detroit, uno más.

 

Y es que ya desde buen comienzo los Warriors fueron superiores (27-15, primer cuarto). Incluso con un Curry que comenzó desconectado del encuentro (luego terminaría con 22 puntos, 5 rebotes y 5 asistencias), los campeones eran una apisonadora. Klay Thompson, con 24 puntos, mostró al fin su mejor versión esta campaña. Ni Reggie Jackson (20 puntos) ni el dos veces jugador de la semana en el Este Drummond (14+15) pudieron evitar la derrota.

 

Los de Luke Walton (Steve Kerr sigue sin poder volver) acumulan 8 victorias y están a sólo una de igualar el mejor de su historia (9-0  en 1960). La gran pregunta que se hacen los aficionados ahora es: ¿cómo se le gana a estos Warriors?

 

 

Philadelphia 76ers 88-111 Chicago Bulls

 

Cómodo partido para los Bulls ante unos Sixers que no levantan cabeza. Con el juego interior formado por los dos españoles, Chicago recuperó sensaciones tras malos partidos ante Hornets y Timberwolves y se alzó con el triunfo. Mirotic se redimió tras malas actuaciones individuales y se fue hasta los 20 puntos (3 triples) y 10 rebotes. Pau Gasol, por su parte, rozó el doble-doble (16 puntos y 9 rebotes), a lo que hay que sumar 6 tapones. La única ‘buena’ noticia para los de Philadelphia es el nivel de Jahlil Okafor, que acabó con 21 puntos y 15 rebotes, sin arrugarse ante Gibson y Pau.

 

Indiana Pacers 97-84 Orlando Magic

 

Es de las mejores noticias que podíamos tener en este inicio de temporada. Paul George está de vuelta, y en la misma versión de aquel jugador que nos maravillaba hace dos años. La estrella de los Pacers fue el mejor ante Orlando y por cuarto partido consecutivo superó la veintena de puntos (27). Orlando, que ganaba a falta de cinco minutos (80-81), se vino abajo cuando Budinger y Hill le dieron la vuelta al marcador con dos rápidas acciones y ya no dejaron opción. Ni Fournier (21) ni Oladipo (15) pudieron evitar la derrota de los Magic.

 

Sacramento Kings 88-106 San Antonio Spurs

 

Es una lástima, pero es la cruda realidad. Cualquier atisbo de esperanza en Sacramento se acabó cuando DeMarcus Cousins cayó lesionado hace unos días. El pívot de los Kings regresó esta madrugada y anotó 21 puntos (a los que sumó 12 rebotes), pero no pudo evitar la séptima derrota de su equipo, inmerso en una inercia negativa que parece no tener fin. Anoche, ante los Spurs, pocas opciones tuvieron. Y es que San Antonio parece haber encontrado el ritmo de competición. Con Kawhi Leonard como estilete (24 puntos), los texanos, sumaron su quinta victoria de la temporada.

 

Denver Nuggets 108-104 Portland TrailBlazers

 

El único ‘pero’ que tiene Emmanuel Mudiay es su elevado número de balones perdidos (5,3). De no ser por esa estadística, a nadie se le escapa que Denver tiene un base decisivo, líder y sin ningún tipo de reparo en asumir responsabilidades cuando el contexto lo requiera. Así lo hizo ante los Blazers. Mudiay taponó a Lillard y anotó 4 puntos en el último minuto del partido para cerrar una actuación individual completísima (18 puntos, 6 rebotes, 5 asistencias y 2 tapones). Los Nuggets vencieron a los Blazers de Lillard, que pese a alzarse hasta los 30 puntos, no pudo evitar la cuarta derrota de los de Oregon este curso.

 

 

Comments are closed.