Maratoniana noche en la NBA con la novena victoria seguida de los Warriors, con la venganza de los Mavericks a DeAndre Jordan y la sorprendente victoria de Brooklyn ante Houston. Los Knicks se quedaron con la miel en los labios, como los Lakers.

 

Charlotte Hornets 95-93 New York Knicks

 

Meter un triple sobre la bocina, celebrarlo por todo lo alto… y que los árbitros te lo anulen porque estaba fuera de tiempo. Eso es lo que le pasó a Kristaps Porzingis ante los Hornets. Tras una canasta a falta de 8 décimas de Cody Zeller, los Knicks tenían que intentar lo imposible. Y con Melo totalmente defendido para que no recibiera, el letón fue el elegido. Y no falló, pero tras la revisión arbitral, el triple quedó anulado porque ya estaba fuera de tiempo al salir de las manos de Porzingis.

 

Los Knicks perdieron su partido en Charlotte ante la franquicia de Jordan, que vivió con expectación ese final de infarto. Melo, que acabó con 29 puntos, fue el líder de los de Fisher, que llegaron a tener doce puntos de ventaja en el tercer cuarto (65-77). Pero entre Batum (24) y el tándem Lin-Lamb saliendo desde el banquillo (31 puntos entre ambos) revertieron el marcador. Calderón acabó con 13 puntos.

 

 

Golden State Warriors 100-84 Memphis Grizzlies

 

Ni un superlativo Marc Gasol (26 puntos) pudo evitar la derrota de los Grizzlies ante el mejor equipo de la NBA. Y es que los Warriors sumaron su noveno triunfo consecutivo, igualando así el mejor arranque de su historia. Stephen Curry, quién sino, fue el mejor de los de Oakland, acabando con 28 puntos (y eso que no estuvo acertado desde el triple, 3-10). Pero los vigentes campeones fueron los claros dominadores del encuentro.

 

Memphis, como ya hizo ante los Clippers, volvió a parecerse a ese equipo que defiende y muestra una solidez como bloque, pero no pudo seguir el ritmo de los Warriors, que a día de hoy están a otro nivel. El mejor escudero de Curry fue esta vez Iguodala, que se alzó hasta los 20 puntos saliendo desde el banquillo. Y es que estos Warriors parecen haber mejorado los sistemas de antaño, desarrollándolos todavía con más eficacia. Temibles y, hasta ahora, insuperables.

 

 

Dallas Mavericks 118-108 Los Angeles Clippers

 

El guión parecía estar escrito en favor de los Clippers. Dallas iba a abuchear a DeAndre Jordan, estarían más pendientes de él y su mala inercia les impediría ganar el partido. Pero como los guiones suelen dar giros inesperados, los Mavericks sorprendieron a los angelinos con un triunfo moralmente importante. Y es que Dirk Nowitzki irrumpió al fin este curso con un gran partido. 31 puntos y 11 rebotes, con un notable 11 de 14 en tiros de campo. El alemán fue además decisivo en el último periodo, sentenciando el partido para los Mavericks.

 

Nowitzki estuvo bien secundado por el cañonero Wesley Matthews, autor de 25 puntos (9 de 13 en tiros de campo) y de Zaza Pachulia (10+10), el hombre que sustituyó a Jordan cuando esté regresó a Los Ángeles. Precisamente Jordan vivió anoche el abucheo constante del público del American Airlines Center. Desde el calentamiento hasta el final. Jordan acabó con un -23 en la estadística del +/-  y un 3 de 9 desde la línea de tiros libres, lo que provocó la mofa de la afición texana.

 

 

Houston Rockets 98-106 Brooklyn Nets

 

La gran sorpresa de la noche la protagonizó, sin lugar a dudas, Brooklyn. Los Nets, que sumaban todos sus partidos por derrota, superaron inesperadamente a los Rockets tras un parcial de 15-27 en el último periodo. Y es que los texanos firmaron un paupérrimo 1 de 10 en triples en los últimos doce minutos. El héroe de Brooklyn fue Bojan Bogdanovic, que se fue hasta los 22 puntos y 9 rebotes. James Harden, con 23 puntos, no pudo evitar la cuarta derrota de Houston. «No somos un equipo sólido todavía. Nos falta ritmo», asegura su entrenador Kevin McHale.

 

Orlando Magic 101-99 Los Angeles Lakers

 

Con la dirección de Shabazz Napier (22 puntos y 3 asistencias) y la efectividad del recuperado Vucevic (18 puntos y héroe con la canasta final), los Magic endosaron una nueva derrota a los Lakers. Sin Kobe Bryant por segundo partido seguido, Hibbert (15) y Russell (14) tiraron del carro, pero no pudieron evitar un nuevo varapalo. Destacar los 5 puntos, 5 asistencias y 3 rebotes de Marcelinho Huertas en 10 minutos.

 

El partido estuvo igualado hasta el final del encuentro. Hasta que en la última jugada, Nikola Vucevic recibió, hizo un fadeaway y la metió.

 

 

Atlanta Hawks 106-98 New Orleans Pelicans

 

Tras dos partidos más irregulares, los Hawks recuperaron su mejor versión para sumar su octava victoria de la temperada. Al Horford fue el mejor con 26 puntos y 8 rebotes, aunque estuvo genialmente secundado por su compañero en la pintura Paul Millsap (19+16) y el timón de los Hawks, Jeff Teague (14 puntos y 10 asistencias). Sin Anthony Davis, los Pelicans sufrieron en la zona y sólo Eric Gordon, en una versión vintage (26 puntos), estuvo a la altura.

 

Portland TrailBlazers 101-113 San Antonio Spurs

 

LaMarcus Aldridge regresaba a Portland, la que fue su casa durante casi una década. Y no tuvo piedad de sus ex compañeros. El ala-pívot fue el mejor de los Spurs, acabando con 23 puntos y 6 rebotes. Leonard (20) y Ginóbili (14) completaron la victoria texana. En los de Oregon, que consumaron su tercera derrota consecutiva, brillaron nuevamente (como llevan haciéndolo toda la temporada) Lillard (22 puntos y 9 asistencias) y McCollum (21 puntos).

 

Sacramento Kings 101-92 Detroit Pistons

 

Con DeMarcus Cousins, los Kings son otro equipo. Y así lo demostraron ante los Pistons de Drummond (14+17). Cousins ganó la batalla en la pintura, alzándose hasta los 33 puntos. Pero la batuta del equipo la marcó Rajon Rondo, que sumó su segundo triple-doble del curso (14 puntos, 11 rebotes y 15 asistencias). El tercero en discordia fue esta vez Rudy Gay, que se enfiló hasta los 25 puntos. Sacramento, con segunda victoria, deja de ser el peor equipo del Oeste (Lakers y Pelicans).

 

 

Denver Nuggets 103-102 Milwaukee Bucks

 

Kenneth Faried encestó cuando restaban cinco segundos para terminar el partido y dio la victoria a los Nuggets. El ala-pívot rescató un mal lanzamiento de Danilo Gallinari, que había sido el mejor de los suyos (25 puntos), y Denver sumó su segundo triunfo seguido. Mudiay volvió a estar notable en la dirección (16 puntos y 11 asistencias). Milwaukee, por su parte, se pone con balance negativo (4-5) pese al buen partido de Bayless (22 puntos) y Monroe (18+10).

 

 

Indiana Pacers 102-91 Boston Celtics

 

Los Pacers están de enhorabuena. El mejor Paul George está de vuelta. Ante los Celtics, la estrella de Indiana terminó con 26 puntos y 10 rebotes, aupando a los de Frank Vogel a la quinta victoria del curso, que les deja ya en balance positivo (5-4). Justo lo contrario que Boston, que se pone 3-4.

 

Philadelphia 76ers 103-119 Toronto Raptors

 

Cuando encadenas una mala racha lo mejor que te puede pasar es jugar contra los Sixers. Y eso debieron pensar que los Raptors, que vencieron sin problema a Philadelphia con un soberbio Scola (21 puntos) y un notable Lowry (23 puntos y 8 asistencias). Destacar el 10+10 de Biyombo saliendo desde el banquillo. Ni un Jahlil Okafor dominante (26 puntos) pudo evitar el octavo varapalo consecutivo de los 76ers.

 

 

Top 10 de la noche

 

 

 

Comments are closed.