Sólo tres partidos en la noche NBA, con una mención especial a los Warriors de Stephen Curry, que han firmado el mejor arranque de su historia gracias a un Curry superlativo.

 

Minnesota Timberwolves 116-129 Golden State Warriors

 

Tiene un pacto con el diablo. Está tocado por una varita mágica divina. Y sólo él tiene esos poderes. Esos que le permiten deleitarnos con exhibiciones de otro planeta. Como si el aro se hiciera más grande cada vez que se dispone a lanzar. Se divierte, hace divertirse a sus compañeros y nos divierte. ¿Qué más le podemos pedir a Stephen Curry? Magia, talento, canastas inverosímiles, asistencias inimaginables… Lo que Curry está haciendo en este inicio de temporada trasciende de lo normal.

 

Esta madrugada, ante los Timberwolves, ese pequeño jugador sin músculos ni nada por el estilo que aseguraría Shaquille O’Neal firmó otra exhibición para ver una y otra vez en vídeo. Con palomitas, con una cerveza, comiendo… poco importa el momento. Es una película de ciencia ficción. Aunque el protagonista es lo más parecido a la divinidad que se haya visto desde Michael Jordan. Curry anotó 46 puntos, 21 de ellos en el primer cuarto, acabando con un 15 de 25 en tiros de campo y un soberbio 8 de 13 en triples. Los triples, la marca que define a Curry por antonomasia.

 

Sin Ricky Rubio, Minnesota dio guerra ante los Warriors, que sumaron su décima victoria consecutiva. Lo que significa el mejor arranque de toda su historia (10-0). Además, se han convertido en el cuarto equipo que comienza la temporada siguiente a la consecución del título con diez victorias seguidas. Los anteriores conjuntos que lo hicieron fueron Boston Celtics (1957-58 y 1064-65) y Chicago Bulls (1996-97).

 

 

Miami Heat 92-91 Utah Jazz

 

Sin Rudy Gobert, a los Jazz les costó dominar la pintura. Pero estuvieron muy cerca de ganar en Miami gracias a un sensacional Hayward (24 puntos y 11 rebotes), genialmente secundado por Favors (25+12) y Burks (24). El partido estuvo igualado (46-45 al descanso), pero en los últimos minutos, la omnipresencia de Bosh (25 puntos y 8 rebotes) y la dirección de Dragic (14 puntos y 4 asistencias) acabaron decantando la balanza.

 

Phoenix Suns 118-104 Los Angeles Clippers

 

Con las bajas de Chris Paul y JJ Redick, los Clippers echaron de menos un jugador que marcase el tempo del encuentro. Y claro, ante dos bases como Bledsoe y Knight, fueron a remolque todo el partido. Blake Griffin, expulsado, no pudo evitar la segunda derrota consecutiva de los angelinos. Y es que enfrente tuvieron a un tándem muy inspirado que sumó 63 puntos. Brandon Knight, con 37 puntos, y Bledsoe, que rozó el triple-doble ante su exequipo (27+10+9), fueron una pesadilla constante para la defensa de los de Doc Rivers, que tuvieron en Jamal Crawford a su jugador más inspirado (18 puntos). Con Warren anotando 18 puntos desde el banquillo, los Suns equilibran su balance (4-4).

 

 

 

Top 10 de la noche

 

 

Clasificaciones

 

Captura de pantalla 2015-11-13 a la(s) 09.55.13

 

 

Comments are closed.