Entretenida noche en la NBA con victorias de los Knicks, Lakers y Celtics. Sacramento empieza a carburar y los Jazz derrotan a Atlanta. Marc lideró a Memphis ante unos Wolves sin Ricky.

 

New Orleans Pelicans 87-95 New York Knicks

 

Ni un superlativo Anthony Davis (36 puntos y 11 rebotes) pudo evitar la novena derrota de los Pelicans. Y es que en el Madison, este año cuesta mucho más ganar. Porque los Knicks son más sólidos. Trabajan como un bloque y piensan como un equipo. Aunque no dominaron el tempo del partido, el liderazgo de Carmelo Anthony (29 puntos y 13 rebotes) y el motivado Seraphin (12 puntos) tras los atentados en su país natal, sirvieron para que la victoria no se escapase de Nueva York. Mas no se decidió hasta el último minuto, cuando un robo de Galloway (15 puntos) certificaba el triunfo.

 

 

Memphis Grizzlies 114-106 Minnesota Timberwolves

 

Sin Ricky Rubio, a Minnesota le cuesta mucho generar juego en ataque. De hecho, sin él base del Masnou, los Timberwolves acumulan un balance de 0-4. Demoledor. Y eso que el partido estuvo muy reñido, llegando a los últimos compases igualados. Pero en ese momento, la precipitación de LaVine, el mejor de su equipo (25 puntos), acabó pasando factura a los lobos. Y es que los Grizzlies parecen haber recuperado su mejor versión. Defensa coral, juego efectivo y espíritu de equipo. Marc se fue hasta los 16+7+4, con un Chalmers que anotó 16 puntos saliendo desde el banquillo y un Conley que dirigió a la perfección (20 puntos). Memphis tomó mejores decisiones en los momentos clave y se llevó el duelo.

 

 

Portland TrailBlazers 94-106 Charlotte Hornets

 

Batum se enfrentaba por primera vez a la que fue su casa durante muchos años: los Blazers. Y no tuvo piedad de ellos. El francés acabó con 33 puntos (5 triples), 5 rebotes y 6 asistencias para liderar a unos Hornets en buena inercia. Batum estuvo bien secundado por Al Jefferson (29 puntos). Charlotte dejó prácticamente todo encarrilado al descanso, cuando se fue hasta los 71 puntos en el electrónico.  Enfrente, el buen hacer de Lillard (23+8+5) se quedó sin recompensa.

 

 

Utah Jazz 97-96 Atlanta Hawks

 

Paul Millsap (28 puntos y 6 rebotes) tuvo el tiro decisivo en sus manos en los instantes finales de partido, sin embargo falló y los de Utah se llevaron la victoria. Por parte del conjunto visitante, su mejor hombre fue Derrick Favors (23 puntos y 9 rebotes).

 

Boston Celtics 100-85 Oklahoma City Thunder

 

Sin Kevin Durant, Westbrook tiene que volver a multiplicarse. Y si enfrente hay un equipo que aprieta en defensa, todo se complica más. El base de los Thunder acabó con 27 puntos, pero con un horrendo 5 de 20 en tiros de campo. Le ganó el duelo claramente Marcus Smart, que hizo el mejor partido de su carrera (26 puntos). Entre Smart y Isaiah Thomas (20 puntos), los de Brad Stevens doblegaron a los Thunder con claridad.

 

Toronto Raptors 101-107 Sacramento Kings

 

DeMarcus Cousins fue nuevamente el héroe de los Kings. El pívot se fue hasta los 36 puntos (10 en el último cuarto) para liderar a los californianos a un trabajado triunfo ante los Raptors. Y eso que el tándem Lowry (22) y DeRozan (24) dio guerra. Pero Sacramento, con un Rudy Gay como actor secundario (27 puntos y un notable 10-16 en tiros de campo), fue capaz de jugar mejor los minutos decisivos y llevarse el duelo.

 

 

Detroit Pistons 85-97 Los Angeles Lakers

 

«No me tengo en pie. Las piernas y la espalda me están matando. Quiero volver a casa e intentar cuidarme con un baño de agua fría. Debo estar todo un día recuperándome… Seriamente, no puedo ni andar hasta el coche». Estas eran las sinceras y duras palabras de Kobe Bryant después de liderar a los Lakers a la segunda victoria de la temporada. Bryant jugó 37 minutos para acabar con 17 puntos (6 de 19), 8 rebotes y 9 asistencias. Rozando el triple-doble. Los Pistons, por su parte, sumaron su cuarta derrota consecutiva. Y es que salvo Andre Drummond (17+17), los de Stan Van Gundy no estuvieron a la altura en el Staples y sucumbieron ante Bryant.

 

 

 

Top 10 de la noche

 

 

 

La nueva moda de USA: carreras de niños

 

 

Comments are closed.