Trepidante noche en la NBA con seis partidos emocionantes. Los Grizzlies superaron a Oklahoma, Boston humilló a Houston, Chicago sufrió para deshacerse de Indiana y los Suns doblegaron con facilidad a los Lakers.

 

Dallas Mavericks 92-86 Philadelphia 76ers

 

A falta de siete minutos para el final, los Sixers soñaban con la victoria. Estaban uno arriba (77-78) y jugando un buen partido, pero Dirk Nowitkzi les despertó del sueño. Un parcial de 9-14, con triple final del alemán (21 puntos), sentenció el duelo y acabó con las aspiraciones de Philadelphia, que ya está en un 0-11. Mencionar el partido de Chandler Parsons (20 puntos), que sigue recuperándose y cogiendo ritmo tras su lesión. En los Sixers, sólo Okafor (19+11) y Noel (12+12) se salvaron.

 

Indiana Pacers 95-96 Chicago Bulls

 

Un thriller con final feliz… para los Bulls. No sólo por la emoción que tuvo el duelo hasta el final (y que decidió Jimmy Butler con un tapón sobre Paul George), sino porque Derrick Rose volvió a tener que retirarse durante el partido por un esguince de tobillo (no parece nada grave). El base, además, estaba siendo el mejor de su equipo (23 puntos y 6 asistencias). Chicago dominó el tempo del partido, pero los Pacers, con George nuevamente inspirado (26 puntos), dieron guerra hasta el final. Fue precisamente el 13 de Indiana el que no aprovechó el último tiro (taponado por Butler) y los de Illinois se llevaron el triunfo. Mala noche para los españoles. Mirotic sumó 6 puntos y Pau sólo 5 (aunque 13 rebotes).

 

 

Boston Celtics 111-95 Houston Rockets

 

Al empezar la temporada muchos habrían apostado por los Rockets como un equipo con buen fondo de armario, un líder claro y jugadores con roles muy concretos que asumían a la perfección. Vaya, un equipo hecho para ganar. Pero las expectativas han sido demasiado altas y Houston está con un balance de 4-7 alarmante. Harden no es la estrella de antaño, Howard no domina en la pintura y Ty Lawson está sin ritmo. McHale, entre la espada y la pared.

 

Anoche, ante unos Celtics que suman cuatro victorias en los últimos cinco partidos, Houston fue a remolque todo el partido. Y eso que empezaron bien en el primer cuarto, escapándose (+15), pero los de Brad Stevens estaban inspirados y noquearon a los texanos a base de defensa y velocidad. Isaiah Thomas (23 puntos), Bradley (21 con cuatro triples) y Crowder (16), fueron los artífices del triunfo verde.

 

Oklahoma City Thunder 114-122 Memphis Grizzlies

 

Si hace dos semanas le explicas a alguien que Mario Chalmers va a dejar Miami, el equipo donde llevaba toda su carrera, para fichar por los Grizzlies y ser el revitalizante que necesitaba la franquicia de Teennesse para reflotar, a más de uno le entraría la risa. Pues desde su llegada, Memphis ha encadenado tres victorias consecutivas. Y el base de 29 años promedia 18,7 puntos por partido (7 de 12 en triples). Junto a Jeff Green, que ha pasado a ser titular (lleva dos partidos seguidos con 20+ puntos), los osos parecen haber despertado al fin.

 

Anoche, ante unos Thunder que echaron en falta a Kevin Durant, Chalmers se fue hasta los 29 puntos y evitó que otro monstruoso partido de Westbrook (40 puntos y 14 asistencias) acabara en victoria. Marc Gasol dominó la pintura y terminó con 17+6+6.

 

Portland TrailBlazers 80-93 San Antonio Spurs

 

Sin hacer ruido pero gestando un bloque sólido y que funcione con automatismos. Ese es el gran reto de los Spurs en temporada regular. Y de momento van en buen camino. Los de Popovich suman ocho victorias ya tras la conseguida anoche ante los Blazers. Y el artífice de la octava fue Manu Ginóbili, autor de 17 puntos (14 de ellos en el último cuarto). El argentino fue decisivo en los minutos finales y junto a Leonard (19 puntos), salvaron el cuello a un mal Aldridge (6 puntos). Por parte de los de Oregon, el siempre efectivo Damian Lillard (27 puntos) se quedó sólo (McCollum 15) y no pudo evitar una nueva derrota de los Blazers (y van ocho).

 

Los Angeles Lakers 101-120 Phoenix Suns

 

Sin Kobe Bryant y de nuevo con una sensación de transmitir poca ilusión por ganar, los Lakers cayeron ante los Phoenix Suns en un duelo que no se terminó de romper hasta el último periodo, cuando los de Arizona, con un parcial de 26-40, sentenciaron. El héroe de la noche fue sin duda Brandon Knight, que consiguió el primer triple-doble de su carrera al terminar con 30 puntos, 10 rebotes y 15 asistencias. Le secundó bien Bledsoe (21 puntos).  “La química del equipo ahora mismo es muy buena. Se animan los unos a los otros. Algo bueno para un entrenador es ver que se apoyan entre ellos”, dijo Jeff Hornacek, entrenador de Phoenix. En los angelinos, Clarkson (20) fue el más destacado.

 

 

 

Top 10 de la noche

 

 

 

Comments are closed.