Como cada viernes, sólo tres partidos en la NBA. Y sin demasiadas sorpresas. Los Warriors sumaron una nueva victoria, Lebron evitó que Antetokounmpo le ganara la partida y los Heat derrotaron a unos Kings sin Cousins.

 

Los Angeles Clippers 117-124 Golden State Warriors

 

La pregunta se extiende por toda la NBA. ¿Alguien puede parar a Curry y sus Warriors? La respuesta, por ahora, sigue siendo ‘no’. Y eso que los Clippers les pusieron contra las cuerdas esta madrugada. Con un estelar Chris Paul (35 puntos y 8 asistencias), los angelinos ganaban 112-102 a falta de 5 minutos. Pero entonces apareció el extraterrestre e imparable Curry (40 puntos y 11 rebotes) para liderar un increíble parcial de 5-22 que acabó dando la victoria a los de Oakland.

 

Fundamentales resultaron las aportaciones de Klay Thompson con 25 puntos, Harrison Barnes con 21 puntos y 7 rebotes y un espectacular Andre Iguodala que aunque solo registró 8 puntos y 7 asistencias saliendo desde el banquillo, fue de los mejores cuando el partido se estaba decidiendo en los últimos minutos. “En ningún momento hubo pánico en nuestro banquillo respecto al resultado”, comentó Luke Walton. “La victoria de esta noche es más importante, pero sí más divertida”.

 

Los Warriors son el quinto equipo en la historia que abre una temporada con un 13-0. Habrá un día que perderán, es evidente, pero por ahora los Warriors son una máquina prácticamente infranqueable. Y Stephen Curry un jugador capaz de maravillar noche tras noche al mundo con canastas inverosímiles. Ahora tienen a tiro firmar un 16-0, que sería el mejor de todos los tiempos. Primero ante Chicago, después ante Denver y finalmente ante los Lakers. ¿No es tan descabellado, verdad?

 

 

Cleveland Cavaliers 115-100 Milwaukee Bucks

 

Hace uns pocos días, los Bucks ganaban a Cleveland en un partidazo. Y anoche, volvieron a estar cerca de amargar a los de Ohio. Un Giannis Antetokounmpo en estado de gracia, 33 pntos (high career), quiso repetir gesta, pero esta vez se encontró con unos Cavaliers más agresivos en los momentos decisivos. El tándem formado por Lebron (27+9+6) y Love (23+15) carburó a la perfección cuando el partido lo necesitó y los de Blatt se llevaron el partido. Destacar las 13 asistencias de Dellavedova, que incrementó su aportación en el equipo más allá de la defensa.

 

 

Miami Heat 116-109 Sacramento Kings

 

Sin Cousins no hay paraíso. Sin su referencia en la pintura, el balance de Sacramento esta temporada es de 0 victorias y 5 derrotas. La NBA le sancionó tras el codazo que le propinó a Al Horford y los Kings no pudieron evitar la derrota. Si bien es cierto que Belinelli (23) y Rondo (14+9+18) estuvieron cerca de superar a los Heat, los 24 puntos de Wade y el 23+11 de Bosh decantaron la balanza en los minutos decisivos.

 

Comments are closed.