Maratoniana noche en la NBA con hasta 12 partidos en los que destacaron el trabajado triunfo de los Cavaliers, la derrota de Chicago ante Indiana por culpa de un superlativo George y un nuevo show de Stephen Curry para poner el 17-0 en los Warriors.

 

Cleveland Cavaliers 95 – 90 Charlotte Hornets

 

No pudo ser. Los Hornets, que llevaban cuatro victorias en sus últimos cuatro encuentros, sucumbieron en los instantes finales frente a unos Cavs que gestionaron mejor el último tramo del choque, donde Charlotte se mostró incapaz de anotar de forma consistente. Y todo ello a pesar de la ausencia de Love gran parte del último cuarto con hielo en su espalda. El ala pívot de los Cavs se fue hasta los 18 puntos y 16 rebotes, secundando a la perfección a un Lebron James que volvió a ser clave en la remontada de su equipo junto a J.R Smith. El rey anotó 25 y capturó 13 rebotes.

 

De esta manera Cleveland sigue dominando la conferencia Este a la espera de la vuelta de Kyrie Irving, la tercera pieza que necesitan los de Ohio para completar el puzzle. Por parte de Charlotte, que sigue mostrando su aumento en competitividad en estas últimas semanas, Kemba Walker y Batum fueron los mejores al anotar 18 y 17 puntos respectivamente, dejando su récord en 9 victorias y 7 derrotas.

 

Milwaukee Bucks 90 – 114 Orlando Magic

 

Siguen sin funcionar unos Bucks que no pudieron contar con Kidd en los banquillos por la sanción de un partido impuesta por la NBA. Orlando Magic fue muy superior y con un acierto impecable y una mala defensa de los de Wisconsin, Elfrid Payton anotó 22 puntos y repartió 10 asistencias para convertirse en el líder de la franquicia de Florida, en la que cada noche cada uno de sus jugadores jóvenes propone cosas nuevas. El choque se rompió a la salida de los vestuarios tras el descanso, gracias al parcial de 37-22 que dejó de nuevo a los Bucks en la estacada. Los terceros cuartos están siendo una pesadilla para Milwaukee en este arranque de temporada, y ya son muchos los partidos en los que la franquicia de Wisconsin deja de competir por completo.

 

La buena noticia volvió a ser Giannis Antetokounmpo, que se consolida como líder claro del equipo al anotar 17 puntos, coger 4 rebotes y dar 4 pases de canasta. Los Bucks se hunden, y la mala imagen del equipo en cada derrota no augura un cambio de tendencia.

 

Washington Wizards 78 – 111 Boston Celtics

 

Puede que sea pronto para asegurarlo, pero todo apunta a indicar que los Wizards están en crisis. Tercera derrota consecutiva frente a equipos que están llamados a luchar por plazas de Playoffs, colocan a los capitalinos en una situación incómoda de cara a futuros compromisos. El juego coral e intenso de los Celtics no tuvo respuesta alguna desde el inicio, viéndose desbordado unos Wizards que solo tienen en Bradley Beal un arma sobre el que apoyar su flojo ataque. Por parte de los Celtics, la excepcional actuación de todo su quinteto titular dejó en nada la nueva ausencia de Marcus Smart por lesión, moviendo a Avery Bradley al quinteto y finalizando el choque con 16 puntos. El máximo anotador de Boston fue de nuevo Isaiah Thomas, que se fue hasta los 21 puntos.

 

Miami Heat 97 – 78 New York Knicks

 

Una paupérrima actuación en la segunda mitad en ataque de New York Knicks propició la victoria cómoda de unos Heat que cada día se consolidan como una de las alternativas claras a los favoritos en la conferencia Este. Tan solo 18 puntos fue capaz de anotar en los segundos 24 minutos el quinteto titular de los Knicks, que dejaron muy solos a un banquillo que hizo lo que pudo. Otra nueva exhibición atrás de Whiteside (14 rebotes y 6 tapones) complementaron a la perfección el triángulo ofensivo compuesto por Wade, Bosh y Gerald Green, que deja a los Heat con 10 victorias y tan solo 5 derrotas en la temporada, mostrando día a día la cohesión de un equipo llamado a hacer grandes cosas este año si las lesiones le respetan, a diferencia de lo ocurrido la pasada campaña.

 

Por parte de New York, Porzingis fue el mejor en los pocos minutos que su problema con las faltas personales le dejaron jugar, al anotar 11 puntos y coger 8 capturas en apenas 24 minutos.

 

Chicago Bulls 92 – 104 Indiana Pacers

 

Hablamos de Indiana, hablamos de Paul George. Lo de la estrella de los Pacers es digno de estudio. Puede ser la primera vez en la historia que un jugador vuelve todavía mejor que antes de su lesión, y frente a los Bulls, George volvió a demostrar que la afirmación es cierta. Indiana juega al ritmo de su alero estrella, y George nunca decepciona. 33 puntos y 8 rebotes fueron suficientes para derrocar a los Bulls y adelantarles en las posiciones de cabeza de su conferencia. Gracias a un buen primer cuarto, Indiana logró un parcial de 30-18, que dejó a Chicago buscando reengacharse sin éxito el resto del encuentro. Junto a George, CJ Miles con 16 puntos y Mahinmi con 15 demostraron de nuevo que el equilibro en el roster de los Pacers y el nivel de George vuelven a colocar a la franquicia dirigida por Larry Bird como claro aspirante a superar a los Cavaliers en su lucha por el reinado en la conferencia Este.

 

 

Philadelphia 76ers 114 – 116 Houston Rockets

 

Un tiro libre y una nueva exhibición ofensiva de James Harden fueron suficientes para la victoria de Houston Rockets frente a Philadephia, que sigue sin conocer el sabor de un triunfo esta temporada. Ya son incontables las veces que los Sixers se quedan a las puertas de estrenar el marcador, pero la suerte tampoco está ayudando al conjunto dirigido por Brett Brown, que día a día sigue mostrando capacidad para competir con la mayoría de equipos de esta liga, lejos de pobre imagen y palizas de la temporada pasada. El escolta estrella de los Rockets se fue hasta los 50 puntos, logrando su quinto partido de más de 40 puntos en esta temporada, y poco a poco va recuperando esa imagen de MVP que comenzó de forma desastrosa en los primeros partidos de la temporada. La imagen de los tejanos sigue sin convencer, pero la victoria se convierte en vital de cara a un nuevo subidón anímico para un franquicia que no está cumpliendo con los objetivos hasta el momento.

 

 

Por parte de Philly, el partido de Robert Covington, autor de 28 puntos y 9 robos de balón se quedó en nada, convirtiendo a los Sixers en el equipo con mayor número de derrotas consecutivas de la historia de la NBA y el deporte profesional en América.

 

Atlanta 116 – 101 Memphis

 

En uno de los dos duelos entre conferencias de la noche, los Hawks recuperan sensaciones después de la derrota frente a Minnesota, al imponerse por seis puntos de diferencia a unos Grizzlies que llegaban como uno de los equipos más en forma de la última semana. El excelente movimiento de balón y juego de Atlanta salió a relucir frente a la defensa de Memphis, que desapareció por completo, dejando paso a una imagen completamente diferente de lo esperado por el equipo dirigido por Joerger. Jeff Teague volvió a ser el mejor al anotar 20 puntos y repartir 7 asistencias junto a Paul Millsap, que logró un doble doble de 23 puntos y 14 rebotes.

 

Por parte de los Grizzlies, Conley dirigió a buen nivel, logrando 16 puntos y 9 asistencias. Atlanta alcanza de este modo las 11 victorias, mientras que Memphis se mantiene con 9, seis conseguidas en los últimos ocho partidos.

 

 

Detroit Pistons 87 – 103 Oklahoma City Thunder

 

En el reencuentro de Reggie Jackson con su antiguo público y compañeros, Kevin Durant volvió a su modo MVP para suplir el flojísimo partido de Russell Westbrook. 34 puntos y 13 rebotes para el alero de los Thunder destrozaron una defensa que no pudo hacer nada ante la cantidad de recursos en ataque del 35 de OKC. Russ se quedó en tan solo 14 puntos y cuatro asistentecias, sumando 11 pérdidas en uno de los peores choques que se le recuerdan en los últimos dos años. Por parte de los Pistons, el atasco ofensivo en la segunda mitad dejó anulado el buen hacer de los primeros minutos. Los malos porcentajes (34% TC) y el mal partido de la dupla Jackson-KCP fueron un lastre demasiado grande para Detroit, que de esta forma se vuelve a colocar en el 50% de victorias-derrotas. Drummond fue el mejor con 15 puntos y 7 rebotes.

 

OKC termina la noche con 11 victorias, ocupando los puestos altos de una conferencia Oeste que poco a poco va elevando el nivel tras el flojo inicio de curso.

 

 

Phoenix Suns 116-135 Golden State Warriors

 

 

Comments are closed.