Trepidante jornada del jueves en la Euroliga. El Baskonia ganó en casa con contundencia al Limoges y el Madrid logró un triunfo vital para seguir su pelea por entrar en el Top 16.

 

Real Madrid 80-73 Fenerbahce

 

El Madrid resurgió de sus cenizas. Afrontando el primer match ball de la temporada frente al líder del grupo, el todopoderoso Fenerbahçe, el Real Madrid volvió a desplegar su mejor baloncesto en la segunda parte y recuperar esa imagen en Europa que le dio el título la temporada pasada. El choque arrancó con las ideas de ambos equipos muy claras. Los de Laso buscaban una y otra vez el juego interior formado por Felipe y Ayón, con acierto limitado, mientras que la amenaza exterior de Fenerbahçe atacaba una y otra vez al débil perímetro de los blancos en el primer cuarto. Vesely hacía daño por dentro, y con 6 tempraneros puntos se convirtió en la referencia interior de los de Obradovic. Datome y Dixon desde fuera se encargaron de incidir una y otra vez, mientras el Madrid encajaba puntos de forma descontrolada. Rodríguez, con escaso acierto en el lanzamiento exterior y Maciulis, completamente ausente durante los 40 minutos, mostraban la peor cara de un Madrid que se fue con un parcial de 18-28 al banquillo.

 

Las únicas buenas noticias fueron la entrada de Carroll y Doncic, que junto a Felipe se encargaron de liderar la remontada blanca en el segundo período. La joven perla eslovena asumió las riendas del ataque desde el puesto de base, y volvió a dar muestras del desparpajo y calidad que atesora. 6 puntos y una asistencia se unieron a un triple del escolta americano que le dió el parcial de 14-0 para el 32-28. La salida de Nocioni proporcionó un plus de identidad y garra a la defensa del Madrid, en la que solo Ayon estaba rindiendo según lo esperado. Su salida del campo por tres faltas personas propició la implicación, a la postre decisiva, de Jeffery Taylor en defensa. Tras la ventaja del conjunto blanco, la pájara volvió a aparecer en Palacio de los Deportes y otro parcial de 7-0 con varías decisiones arbitrales polémicas mandaron a Vesely a la línea en varias ocasiones para colocar el 36-45 con el que se llegaría al descanso.

 

La segunda parte tuvo un tono completamente distinto. Ayon asumió responsabilidades y se convirtió en el eje central del Madrid tanto en ataque como en defensa, disminuyendo la ventaja de los turcos hasta el 46-52 gracias a cinco puntos consecutivos de Sergio Llull, mucho más implicado en el juego de ataque que en la primera mitad. El acierto de ambos equipos descendió drásticamente, y el Madrid aprovechó mucho mejor las oportunidades de un Felipe que redujo todavía más la desventaja hasta el 53-55, que ponía a toda la afición blanca en pie coreando a su equipo. Obradovic, desesperado desde la banda recriminó a Datome y Vesely varias acciones erróneas. La defensa de Taylor secó al italiano, dejando al checo como único referente ofensivo a expensas de las apariciones esporádicas de un Dixon intermitente. 56-55 y todo por disputarse en el último cuarto.

 

Llull apareció, y con un triple nada más arrancar el cuarto puso la máxima ventaja para los blancos en todo el partido (+4). Ayon continuó con su recital en defensa, muy activo en las líneas de pase generando pérdidas para un Fenerbahçe que solo lograba por medio de Vesely acercarse al marcador (66-66). Los últimos cuatro minutos del choque tuvieron de nuevo al mejicano y Llull como grandes protagonistas. Un rebote en ataque ampliaba la ventaja de los de Laso hasta el 72-66, mientras que un espectacular tapón de Taylor y un triple clave posterior dejaba de nuevo la máxima diferencia de 10 puntos con tan solo Sloukas anotando un par de canastas en respuesta. 1 minuto y medio para la finalización y tres tiros libres de Dixon tras una falta polémica falta de Ayon daban esperanza a Fenerbahçe, que fue sentenciado tras una canasta completamente inverosímil de un Llull que se fue hasta los 17 tras el descanso, colocando el definitivo 80-73 en el marcador. Un soplo de aire fresco que deja al Madrid con esperanzas de cara a los dos próximos encuentros a vida o muerte frente al Bayern y Strasbourg.

 

 

Laboral Kutxa Baskonia 92-56 Limoges CSP

 

El 54-29 con el que se fueron ambos equipos al vestuario reflejó la realidad de un equipo que dobló en esfuerzos y acierto a su rival. Bourousis, Causeur y Adams dejaron sentenciado al cuadro francés en dos cuartos. El pívot griego cerró el primero con un triple, mientras que Adams (23 puntos) dejó otra imagen significativa para cerrar el segundo parcial, con robo y canasta sobre la bocina.

 

La intensidad local se mantuvo en cotas altas ante un rival con su futuro en la Euroliga en juego pero con un equipo que, como en la defensa del título francés, no da con la tecla. Fresco y rotad, sin que bajase el acierto, el Baskonia pudo mantener la intensidad en la segunda mitad, administrando una ventaja muy favorable para, como el duelo de ida, volver a arrasar al Limoges.

 

 

Zalgiris Kaunas 74-52 Pinar Karsiyaka

 

En el partido avanzado del miércoles, el Zalgiris Kaunas cosechó una solvente victoria ante un Pinar Karsiyaka venido a menos. Los lituanos se sintieron cómodos en un partido que dominaron de principio a fin, gracias a una primera mitad de un gran trabajo defensivo (40-25). Mantas Kalnietis fue el máximo referente en ataque en los de Krapikas (17+7+6), mientras que en las filas del Pinar sólo destacó Justin Carter (13+5+3).

 

Dinamo Banco di Sardegna Sassari 74-76 Maccabi FOX Tel-Aviv

 

Maccabi sigue peleando por el pase al TOP 16 tras derrotar en una partido de infarto a Sassari por 76-74. Joe Alexander tuvo la oportunidad de dar la victoria al conjunto italiano con un lanzamiento exterior sobre la bocina, pero su lanzamiento no entró por los pelos y permite a Maccabi seguir enganchado a una pelea complicada una semana más. Landesberg fue el mejor de los israelís al anotar 19 puntos, bien secundado por Tyler Rochestie, autor de 14. Por parte de los italianos, ya eliminados de la competición, Jarvis Varnado dominó los aros al anotar 19 puntos y y capturar 6 rebotes.

 

 

Cedevita Zagreb 75-81 Anadolu Efes Istanbul

 

Anadolu Efes logró su pase a la siguiente ronda tras la victoria clave frente a su máximo rival por la tercera plaza, Cedevita, gracias al partidazo del croata Dario Saric. El alero del equipo turco logró un doble-doble de 16 puntos y 10 rebotes para liderar la remontada de Efes gracias un último cuarto espectacular en el que un parcial de 17-2 deshizo la ventaja de 10 puntos que tenía el conjunto croata. De esta manera, y con la victoria de Olympiakos sobre Milano, Anadolu cierra su pase al ansiado TOP 16. Junto a Saric, Derrick Brown fue el mejor con 12 puntos, mientras que Heurtel y Granger se fueron hasta las 15 asistencias entre ambos.

 

Por parte de los croatas, Miro Bilan lideró con 18 puntos, bien secundado por el ex jugador del Barça Jacob Pullen, autor de otros 17.

 

 

Brose Baskets 88-100 CSKA Moscú

 

CSKA de Moscú sigue intratable en esta Euroliga y se cobró una nueva víctima tras la cómoda victoria por 12 puntos en un recital ofensivo del conjunto dirigido por Dimitris Itoudis. La dupla formada por Nando de Colo y Cory Higgins se fue hasta los 27 y 23 puntos respectivamente para liderar al equipo ruso, que fue muy superior al campeón alemán en la segunda mitad. El duelo no tenía mucha trascendencia, pues ambos conjuntos estaban matemáticamente clasíficados para el TOP 16, pero la derrota de Bamberg deja el parcial entre ambos equipos en un 10-0 a favor de CSKA. De esta manera Brose se queda con 5 victorias, mientras que CSKA cosecha su séptima por tan solo una derrota.

 

En el conjunto alemán, que solo pudo imponerse en el segundo cuarto, destacó la actuación coral del equipo, que tuvo hasta a seis jugadores por encima de los 10 puntos en anotación (Melli 16).

 

 

Olympiacos 73-63 EA7 Milano

 

Tras la gran victoria frente a Efes de la semana pasada, Milano vuelve a quedarse al borde del KO después de caer derrotado en en el Pireo frente a un Olympiakos sin Spanoulis. Bien es cierto que los italianos tampoco pudieron contar con Gentile, pero un parcial de 25-15 en el último período dejó al Emporio Armani con la necesidad de ganar por dobles dígitos de margen la próxima semana si quiere mantener al menos vivas sus opciones de pasar al TOP 16. D.J Strawberry anotó 9 puntos en el cuarto decisivo para un total de 16, que junto a Milutinov y Printezis fueron los mejores jugadores del conjunto griego.

 

Por parte de los italianos, el base Cinciarini se fue hasta los 12 puntos y 4 asistencias, mientras que Charles Jenkins y McLean anotaron 12 y 11 respectivamente.

 

 

Comments are closed.