Coincidiendo con la estancia de Warriors y Davidson en Charlotte para enfrentarse a Hornets y 49ers respectivamente, Stephen Curry acudió al partido de los Wildcats para volver a reencontrarse con el staff de su antigua universidad y de paso continuar un debate que ha generado muchas opiniones en el programa de baloncesto de la universidad. La retirada de camisetas en la universidad de North Carolina está sujeta a una condición clara e insustituible: no está permitido retirar la camiseta de un jugador si el mismo no tiene en su poder el título de graduado por parte de la universidad. Este es el caso de Stephen Curry, que abandonó el college rumbo a la NBA tras su tercer año, pasando por alto de esta forma su año senior. Esto y su papel en la mejor liga del mundo le han impedido hasta el momento finalizar sus estudios de sociología.

 

La universidad de Davidson es estricta en sus reglas, y es por ello que hasta que el mejor jugador de la liga no obtenga su graduado no será capaz de ver su camiseta retirada colgada en el John M. Belk Arena. Las facilidades tampoco estarán ahí para que llegue el momento, pues como bien indica ESPN, Davidson no ofrece clases en verano, por lo que con la situación actual en la que están los Warriors en este momento y su candidatura a alargar la temporada hasta el final, el base de los Warriors no tendría tiempo para poder finalizar su estudios a corto plazo.

 

A pesar de ser el mejor jugador en la historia de los Wildcats, y de tener el privilegio de liderar a la universidad en numerosos aspectos estadísticos, Jim Murphy, director del programa deportivo es rotundo en sus declaraciones:

 

«No ha habido una excepción como esta jamás, para nadie. La política habla por sí sola y lo que significa Davidson en sí mismo. Sería una debate interesante, pero no ha sido comenzando todavía.»

 

Curry ha declarado que el terminar sus estudios es cuestión de tiempo, pero que su mente ahora mismo está en la NBA y en la participación con USA Basketball en los próximos Juegos Olímpicos de 2016.

 

«Claro que es una prioridad, pero ahora mismo hay mucho más. Tengo que aprovechar mi oportunidad en la NBA, es una ventana muy corta y tengo que poner todo mi esfuerzo y atención en ello. Pero terminar esa parte de mi vida, sea cuando sea, será enorme.»

 

Comments are closed.