Un mal inicio de partido (16-27) condenó al Barça a nadar contracorriente frente al Zalgiris en un partido cuya remontada no fue capaz de consumar. Los lituanos, simplemente, tuvieron más hambre de victoria. Unicaja venció en Cerdeña tras rehacerse de un mediocre primer cuarto en defensa. La nota negativa: el Baskonia cayó ante un rival directo en las posiciones de cabeza: el Anadolu Efes.

 

FC Barcelona Lassa 88-92 Zalgiris Kaunas

 

Aunque ambos equipos tenían asegurado el Top 16, las posiciones finales del grupo C aún estaban por decidirse. El Zalgiris salió a llevarse el partido, contemplando la relativa apatía de los muchachos de Xavi Pascual en ataque (posesiones largas aunque efectivas). Jankunas fue autor de 7 de los primeros 13 puntos de su equipo y éstos se ponían por delante (8-13, min 5). En la otra canasta, Tomic se echaba el equipo a la espalda con 8 puntos prematuros (de los 10 de su equipo). El lanzamiento triple estaba lastrando a los culés, y un parcial de 0-9 obligaba a Pascual a parar el encuentro visiblemente mosqueado (12-25, min 9).

 

La conexión Arroyo-Lawal levantaba al Palau con sus genialidades, pero la parroquia culé continuaba por debajo en el electrónico (23-33, min 14). A continuación, tuvo lugar una guerra desde la distancia. 4 ataques consecutivos que generaron 2 triples de cada equipo en menos de 2 minutos (34-42, min 16). El base puertorriqueño género muchísimo en ataque y se fue con 15 puntos al descanso; y el partido, abierto: 38-45.

 

Las tornas cambiaron en el tercer cuarto. Se pudo ver a un Barça con más hambre de victoria y las canastas no tardaron en llegar. Los nervios por ver que el rival se acercaba crecían en el banquillo lituano, y Kaprikas fue sancionado con una falta técnica (55-58, min 26). Sin jugar mal, el Barça lamentó el esperpento inicial y siguió arrastrando el mal resultado momentáneo (63-70).

 

Ante esta tesitura, la guerra estaba servida en el último cuarto. El Zalgiris, nervioso. El Barça, motivado. El público, espitoso. Y el tiempo, bajando. No lo estaba haciendo así la diferencia en el marcador. Tomic no dejaba de repartir espectáculo en la pintura, pero los lituanos reaccionaban enseguida. 4 jugadores de verde registraron dobles dígitos en anotación. Aunque el final fue más apretado de lo deseado para los bálticos, éstos salieron victoriosos de la Ciudad Condal porque, francamente, le echaron más ganas.

 

Anadolu Efes 95-86 Laboral Kutxa Baskonia

 

El Baskonia no pudo llevarse la victoria de Turquía al encontrarse a un Efes rocoso, sólido y efectivo. Sendos equipos ya tenían la mente en el Top 16, y fueron los otomanos, de la mano de un espléndido Thomas Heurtel (que se medía a su ex-equipo) con 32 de valoración (25 puntos, 9-11 en tiros, 3 triples, 2 rebotes y 9 asistencias). Los vascos tuvieron que encomendarse a un gran Darius Adams, con un 20+4, que lo está bordando últimamente. La dinámica de la batalla fue de máxima igualdad (ventaja mínima del Efes al inicio del último cuarto): los dos luchaban por lo mismo y fueron a por todas.

 

 

Dinamo Banco di Sardegna Sassari 65-77 Unicaja

 

El Unicaja mantiene el ambiente optimista tanto en España como en Europa. Clasificados para el Top 16, salvando la mala racha de hace un mes, los de Joan Plaza son un conjunto duro de roer y difícilmente franqueable. En Cerdeña, se rehicieron rápidamente de un mal primer cuarto en defensa (23-26) y empezaron a escalar en el marcador ante los italianos, que están a un partido de no haber ganado un solo partido en la fase de grupos. En casa ya han completado un balance paupérrimo (0-5). Los malagueños hicieron buen trabajo atrás cerrando el rebote (20-34), y Jamar Smith asumió galones en ataque con un buen 20+2 (4/5 en triples).

 

 

Limoges CSP 67-76 Olympiacos

 

La lógica decía que Olympiacos se iba a llevar el duelo. Y la lógica no suele fallar. Quizá por menos de lo que se esperaba, el conjunto griego se llevó consigo de Francia el triunfo que le certifica como primero de grupo. Un Limoges flojito en ataque se tuvo que apoyar en Leo Westermann (14+1+5) para aguantar las acometidas griegas.

 

Maccabi Fox Tel-Aviv 85-65 Brose Baskets Bamberg

 

Maccabi quiso despedirse de su afición en competición europea con una victoria. Y así lo hicieron: los de Zan Tabak hicieron añicos al Brose Baskets (ya clasificado) en un gran partido de Devin Smith (12+5+5). Los israelíes han demostrado ser la sorpresa negativa de la jornada, pero este jueves ofrecieron una buena dosis de talento ofensivo y sacaron a pasear la ametralladora desde el triple (16/25, 5/7 para Sylven Landesberg. Además, se mostraron imperiosos en el rebote (39-32).

 

Pinar Karsiyaka Izmir 78-88 Lokomotov Kuban Krasnodar

 

Un Pinar Karsiyaka ya eliminado, que ha ido de más a menos en esta fase de grupos, se vio superado por un Lokomotiv Kuban que ya hizo los deberes. Los rusos fueron acrecentando paulatinamente su colchón en el marcador (43-50 al descanso), y una excelente actuación de Ryan Broekhoff (26+5) aguó la noche a un gran Justin Carter (25+5+4), que salió desde el banquillo. El partido estuvo caliente desde más allá del arco: ambos conjuntos registraron grandes números. Los turcos acertaron 15/30, mientras que los rusos hicieron lo propio con 15/34.

 

 

Comments are closed.