FC Bayern Munich 67 – 86 Real Madrid

 

El Madrid se lo jugará todo en la última jornada frente a Strasbourg. Los blancos lograron su segunda victoria consecutiva tras la cosechada frente a Fenerbahçe la pasada semana, y deja el grupo A patas arriba. De nuevo la defensa en el tercer cuarto fue el motor de los blancos para lograr romper el partido y añadir su cuarta victoria a su casillero individual en esta Euroliga. El choque se inició con un ritmo anotador bueno en el primer periodo, con un Madrid volviendo a cargar el peso del juego en el lanzamiento interior e intentado sacar ventajas a través del rebote. Pese a ello, la falta de acierto exterior tuvo en Sergio Llull la única alternativa. Un triple suyo dio la primera ventaja de los blancos en el partido, y desde ese momento el conjunto de Pesic tomó las riendas por medio de un extramotivado KC Rivers. El ex alero del Madrid por medio de una canasta de dos, acompañada por otros 5 puntos consecutivos de Savanovic y Renfroe, ponían el 10-5 con el que arrancó el choque. La superioridad de Deon Thompson sobre los interiores blancos era un problema tanto para un errático Ayon como para un desaparecido Felipe Reyes. A partir de ahí llegó la mejoría de los de Laso por medio de su mejor activo en estos últimos partidos, el center mejicano. Dos puntos de Felipe tras una asistencia de Llull y cuatro puntos más de un Ayon soberbio, que comenzó a convertirse en referencia, acercó al Madrid al marcador, 14-12, con 2.48 todavía por disputarse.

 

La vuelta de Thompkins tras varios choques ausentes por lesión puso la segunda ventaja del Madrid en el choque, que fue inmediatamente contestada por una canasta de Zipser a pase de Anton Gavel. El intercambio de canastas de ahí al final dejó el partido con el 18-20 final gracias al segundo triple de Llull en el partido.

 

El segundo cuarto dejó los peores momentos del partido en ataque. Varios minutos sin anotar permitieron al Madrid gestionar el marcador hasta casi mediado el cuarto (20-22). La entrada de Doncic desde el banquillo volvió a dar otro aire al ataque blanco, especialmente para el debutante Ndour, que se mostró activo pero errático en los minutos que estuvo en pista. Contactó con el esloveno en un precioso alley oop para poner la máxima de seis puntos tras dos canastas de Carrol y Taylor (24-30), mientras Hernangómez se volvía un dolor de cabeza en el rebote para los alemanes. Ese fue el punto de inflexión para un KC Rivers que se multiplicó. Gracias a dos triples y varias canastas en pentración, los alemanes se hicieron con el control del choque, dejando a Ayon como única referencia de los blancos a la hora de engancharse al encuentro. 13 puntos con 3/3 en tiros de tres del alero norteamericano puso el 38-34 en el marcador y los nervios para un Madrid que se fue al descanso a dos puntos de distancia tras dos tiros libres de Llull, uno de los mejores en la primera parte.

 

El tercer cuarto solo tuvo un color. El Madrid logró un parcial inicial de 21-2 por medio de Ayon y Llull, que permitieron a los blancos repetir esa gran imagen del tercer cuarto frente a Fenerbahçe. Una mejora defensiva a partir de los jugadores exteriores le dio de nuevo ese punto de intensidad al Madrid del que careció en la primera mitad. El mejicano se convirtió en dominador, tanto en defensa, con varios robos por inteligencia, como en ataque, donde volvió loco a la zona de los alemanes, que en apenas un abrir y cerrar de ojos se pusieron 16 abajo con el consiguiente enfado de Pesic desde el banquillo (40-57). Zipser logró la segunda canasta del cuarto para los alemanes a tres minutos del final, mostrando la incapacidad de los de azul y rojo para parar a Ayon tanto en ataque como en defensa. El final del cuarto dejó a los alemanes a remolque a pesar de los esfuerzos de Rivers desde el triple por dejar opciones abiertas de cara al cuarto decisivo, pero la aparición de Trey Thompkins dejó el marcador en un suculento 51-65 para los pupilos de Pablo Laso.

 

El tramo decisivo del encuentro tuvo al Madrid jugando con más inteligencia que nunca. Gestionando perfectamente la ventaja, y creando siempre a partir del juego interior, los blancos dejaron al Bayern precipitarse una y otra vez en busca de la casi imposible remontada. encontrando anotaciones cómodas. Mención especial al quinteto blanco, que apenas varió en toda la segunda mitad a excepción de la entrada, cada vez más habitual, de Jeffery Taylor sustituyendo a Maciulis y Trey Thompkins. El norteamericano recuperó sensaciones desde la larga distancia y volvió a dejar esa imagen que enamoró a todos los seguidores blancos en el inicio de temporada. El resultado final dejó un 67-86 , en el que Gustavo Ayon rompió la estadística al conseguir 22 puntos, 9 rebotes, 6 robos y 4 asistencias. Llull se fue hasta los 18, mientras que KC Rivers fue el mejor de los locales con 22 puntos y 6 de 7 en tiros de tres.

 

 

Strasbourg 69 – 78 Khimki

 

El Khimki ha sellado su pase al TOP 16 con la victoria a domicilio frente a Strasbourg, que se queda con muy pocas opciones de dar la campanada. El conjunto francés deberá ganar al Madrid en la última jornada y esperar resultados para saber si tiene posibilidades reales de clasificación. Shved volvió a ser el eje central del equipo ruso al anotar 23 puntos y liderar el parcial de 15-0 que dejó el choque en el bando visitante. Junto al ex NBA, Tyler Honeycutt destacó al capturar 19 rebotes, récord de la temporada en la Euroliga, Por parte del conjunto dirigido por Vincet Collet, el dúo formado por Kyle Weems y Roddy Beaubois fue el mejor al anotar 14 y 13 puntos respectivamente.

 

Fenerbahçe 79 – 61 Estrella Roja

 

Con una segunda parte sensacional de los de Obradovic, Fenerbahçe logró su séptima victoria del curso a costa de un Estrella Roja que bajó las brazos en el último cuarto tras el parcial de 21-10 para el conjunto turco. Ekpe Udoh, ausente en la cita frente al Real Madrid la semana pasada, volvió al quinteto titular para anotar 13 puntos y ascender hasta los 19 de valoración. Secundando al ex jugador de Warriors y Clippers estuvieron Luigi Datome y Pero Antic con 12 puntos, mientras que el croata Bogdanovic se fue hasta los 10. Por parte de Estrella Roja, que también se jugará el pase en la última jornada, Marko Simanovic destacó al anotar 15 puntos, pero la falta de apoyo tras la segunda parte dejó a los serbios sin opciones de competir frente a Fenerbahçe.

 

Panathinaikos 82 – 51 Stelmet Zierona

 

Panathinaikos cerró su pase a la segunda fase a costa de un Stelmet Zierona que se queda con tan solo dos victorias en el grupo D, empatado con Pinar Karsiyaka. De esta forma los griegos se alzan a su tercera victoria consecutiva liderados por un Nick Calathes que se fue hasta los 18 puntos y 7 asistencias, demostrando una vez más que es uno de los grandes bases de la competición. Junto a él, James Gist se fue hasta los 14, mientras que por parte de los polacos, el jóven Potnika anotó 11, todos en el primer período. Con esta victoria se cierran los clasificados del grupo D, a la espera de conocer qué equipo entre Panathinaikos y Zalgiris obtiene la tercera posición en la última jornada.

 

Cedevita Zagreb 82 – 85 Emporio Armani Milano

 

A pesar de la derrota, Cedevita selló por primera vez en su historia el pase al TOP 16 gracias al basket average total con los italianos. El esfuerzo realizado por un Robbie Hummel colosal (21 puntos 8 rebotes) y Jamel McLean no sirvió de nada finalmente, por lo que Milano queda fuera en una de las grandes decepciones de esta primera fase. Por parte de los croatas, Miro Balan volvió a ser el mejor al lograr 23 puntos y 28 de valoración en el hito histórico del conjunto dirigido por Veljko Mrsic.

 

 

CSKA Moscow 94 – 66 Darussafaka Dogus

 

El millonario proyecto de Darussafaka Dogus se la jugará al todo o nada la próxima semana frente a Maccabi por una plaza en el TOP 16 tras la contundente derrota frente a un CSKA que sigue asustando allá por donde va. El juego coral de los de Itoudis volvió a desmontar a un conjunto turco que sigue sin dejar las impresiones esperadas al conocer la calidad de sus fichajes este verano. De Colo fue el líder anotador de los rusos, que con esta victoria se colocan 8-1 en la clasificación. Por parte de Darussafaka, Reggie Redding fue el mejor al anotar 11 puntos en un equipo que fue superado por 126 a 62 en valoración.

 

 

 

Comments are closed.