Corta noche en la NBA con cuatro partidos en los que destacan la derrota de los Timberwolves ante Phoenix, el trabajado triunfo de los Thunder ante Utah (en la prórroga) y una nueva decepción de los Grizzlies. Los Sixers, a lo suyo. 

 

Minnesota Timberwolves 101-108 Phoenix Suns

 

Derrota dolorosa para los Timberwolves. No tanto por el resultado, bastante ajustado, sino por ser ante un rival directo en la lucha por los Playoffs. Y es que de haber ganado, Minnesota se hubiera acercado a la octava plaza. Pero nada pudieron hacer ante los Suns de Brandon Knight, que fue el mejor del encuentro con 25 puntos (7 triples) y 6 asistencias. Bledsoe le secundó con un partido completo: 23 puntos, 9 asistencias, 5 rebotes, 4 robos y 4 tapones. El tercer cuarto fue clave para el devenir del choque, con los de Arizona distanciándose en el marcador tras un parcial de 17-30. Los de Sam Mitchell intentaron reaccionar con LaVine (28 puntos desde el banquillo), pero sin éxito.

 

Preocupa (o empieza a preocupar) el rendimiento de Ricky. Tras un debut de temporada sublime en el Staples, el base español ha vuelto a bajar su rendimiento. Las molestias físicas le han impedido jugar con regularidad, y no está en su mejor momento de confianza. 0 puntos (7 asistencias) ante los Suns y sentado todo el último cuarto. Mucho debe mejorar Ricky para demostrarle a Minnesota que el futuro está en sus manos.

 

 

Miami Heat 100-97 Memphis Grizzlies

 

Memphis es, posiblemente, uno de los equipos más irregulares esta temporada. Capaz de lo mejor… y de lo peor. Los de Joerger volvieron a perder, esta vez ante los Heat de Wade (14 puntos). Y eso que el técnico de los Grizzlies cambió su quinteto, dejando a Randolph en el banquillo. Matt Barnes ocupó su lugar, y cumplió (13+13). De hecho, los de Tennessee dominaron el tempo del partido gracias a un estelar Jeff Green (26 puntos). Pero tras una gran primera mitad, los Grizzlies dejaron escapar un colchón de puntos en la segunda y acabaron sucumbiendo en Florida. Marc se quedó en 12 puntos y 7 rebotes.

 

Toronto Raptors 96-76 Philadelphia 76ers

 

El peor equipo de la NBA sigue sin levantar cabeza. Los Sixers igualaron el inicio de los Cavaliers de la 70-71, el peor de todos los tiempos (1-24). Y es que ante los Raptors poco pudieron hacer. El segundo del Este demostró su superioridad con DeRozan en el perímetro (25 puntos) y un eterno Scola en la pintura (22). Sólo Jahlil Okafor (23+14) destacó a nivel estadístico en unos apáticos 76ers que visitan próximamente Chicago y Atlanta.

 

 

Oklahoma City Thunder 104-98 Utah Jazz

 

Les hemos echado de menos estas dos últimas temporadas. Pero ya están de vuelta. Los Thunder son aspirantes al anillo sin lugar a dudas. Si Curry se está llevando todas las portadas por su nivel extraterrestre, podemos afirmar casi con total certeza que Kevin Durant es el segundo en la lista. Y es que la estrella de Oklahoma está jugando a un altísimo nivel. Anoche se fue hasta los 31 puntos para liderar a los de Donovan ante Utah. Y eso que necesitaron una prórroga, porque Utah compitió de maravilla con Hood (23), Hayward (22) y Burcks (21) como estiletes. Entre Durantula y Westbrook (25+11+5), Oklahoma sumó su quinta victoria seguida.

 

 

 

Top 5 de la noche

 

 

Comments are closed.