El pasado domingo en Italia no se disputó una jornada de campeonato, sino que la liga se paró para disputar el All Star: una fiesta del baloncesto nacional a la cual no le ha faltado de nada y donde el ex Manresa Peppe Poeta ha sido protagonista involuntario.

 

La fiesta del baloncesto italiano el domingo pasado en Trento en ocasión del All Star ha sido todo un éxito. El evento se disputa cada año en el país transalpino y es una oportunidad para acercar la gente al baloncesto, dejando aparte el espíritu de la competición y donde rivales habituales se sonríen mutuamente vistiendo la misma camiseta.

Simon gana el concurso de triples (Foto: aquilabasket.it)
Simon gana el concurso de triples (Foto: aquilabasket.it)

 

No ha faltado de nada: como en la famosa cita americana, hubo un concurso de triples, ganado por el croata del Olimpia Milano Krunoslav Simon y un concurso de mates, que, en cuanto a argumentos, no ha desentonado comparado con las excentricidades de ultramar.

 

Protagonista en lo bueno el talento del Pallacanestro Cantù Abass Awudu Abass, que se ha llevado el título con dos mates prodigiosos: uno homenajeando al ídolo Kobe Bryant con tanto de camiseta número 24 de los Lakers y otro volando por encima de un mito del baloncesto nacional como Calton Myers.

 

https://vine.co/v/iMOz6VlFh9r

https://vine.co/v/iMMlHH5dt1l

 

Y es en el rol de ayudante del escolta compañero de equipo Trent Lockett que el ex jugador de Baskonia y Manresa Peppe Poeta se ha convertido involuntariamente en el auténtico protagonista de la noche, recibiendo un rodillazo que ha hecho sangrar copiosamente al simpático base de la selección italiana, que ha tenido que ser atendido por los servicios médicos y recibir 2 puntos de sutura.

 

https://vine.co/v/iM7lVMp2EXp

 

Susto a parte, la anécdota ha empezado a circular por la red, desatando la hilaridad del ambiente, hasta Gigi Datome desde Estambul no ha querido hacer faltar su personal apoyo al bueno de Peppe que, bromeando, comentó que él también “volvía a casa de este gran domingo de baloncesto con dos puntos”, no anotados en una canasta, sino en la cara, ¡pero siempre dos puntos son!

 

 

El partido en sí, disputado entre los dos equipos formados por los mejores jugadores del campeonato, ha sido un festival del mate, del triple (con 40/84 en tiros desde más allá del arco entre los dos equipos) y de la anarquía defensiva, terminando con el resultado de 154-148 para el “Canvit All Star” frente al “Dolomiti Energia Team”.

 

El escaso espíritu competitivo visto en la cancha es algo típico en este tipo de partidos, pero de todas formas la gente se lo ha pasado en grande, y ha sido también la ocasión de volver a ver al mítico Dan Peterson sentado en un banquillo de una cancha de baloncesto.

 

Dan Peterson (Foto: basketuniverso.it)
Dan Peterson (Foto: basketuniverso.it)

El coach estadounidense, que acaba de cumplir 80 años, en el país transalpino marcó una época por sus brillantes temporadas en los banquillos del Virtus Bologna y del Olimpia Milano: en una década larga, entre el 1974 y 1987 conquistó 5 campeonatos italianos, 3 copas nacionales, una Copa Korać en el 1985 con Bologna y una Euroliga en 1987 con Milano.

 

Pero Dan Peterson ha dado mucho más al baloncesto en Italia: hablando italiano con un fuerte acento americano, a principio de los ochenta fue el primer comentarista televisivo a llevar y explicar la NBA al público italiano. Si muchos que hemos crecido en esa época nos hemos apasionado tanto al baloncesto, también tenemos que dar las gracias al bueno de Dan.

 

 

El equipo All Star entrenado por Dan Peterson ganó el encuentro gracias a un irreal último cuarto de Tyrus McGee, escolta del Vanoli Cremona, que en 10 minutos totalizó 35 puntos, con 9/14 en triples. En las filas del Dolomiti Energia Team no han sido bastante los 28 puntos de David Logan (escolta del Dinamo Sassari que lidera las estadísticas de mejor realizador y jugador más valorado en lo que va de campeonato) y los 23 del pívot de Torino Dj White.

 

El premio de MVP ha sido para el center estadounidense del Pistoia Basket Alex Kirk, que se lo pasó en grande con 31 puntos, 6 rebotes, y algún canastón digno de nota en la pintura rival.

 

Más de 3000 espectadores han asistido al evento en directo disfrutando de sus ídolos y el partido fue retransmitido en directo televisivo.

 

Como ya comentado en ocasión del All Star disputado en Alemania (y que vio a otro italiano, el coach Trinchieri, protagonista de la anécdota del día), estos eventos no ofrecerán apuntes técnicos importantes, pero unen y divierten, acercan el baloncesto a la gente, que puede ver a sus ídolos en una perspectiva más divertida y relajada. ¿Qué sea el caso de copiar el ejemplo y hacer un All Star también en España?

 

Comments are closed.