Trepidante jornada en la NBA con hasta 8 partidos en los que destacan el partidazo de Marc Gasol ante los Knicks, la cuarta derrota del curso de los Warriors, la sorprendente paliza de los Sixers a Portland o la agónica victoria de los Celtics ante los Wizards.

 

Marc necesitaba un partido así para recuperar sensaciones. El pívot español se fue hasta los 37 puntos, 8 rebotes y 3 asistencias para liderar a los Grizzlies ante unos Knicks que se desinflaron en el último periodo. Marc acabó con un 15 de 29 en tiros de campo (con clínic de tiro a media distancia y recursos al poste) y 7 de 8 desde la línea de tiros libres. En los de Fisher, Porzingis (17) y O’Quinn (15) intentaron la machada, pero echaron en falta a un Melo que sigue con molestias en su tobillo. Los Playoffs, un poquito más lejos.

 

 

Era la noche de Ben Wallace… y acabó sirviendo como ‘amuleto’ para los Pistons. Detroit dio la sorpresa infringiendo la cuarta derrota del curso a los Warriors, que acabaron desquiciados con el arbitraje (que fue justo, todo hay que decirlo). El marcador final refleja la diferencia que hubo durante el partido. Y es que los de Oakland se fueron por delante al primer cuarto, pero en el segundo encajaron un parcial de 38-19 que les dejó casi noqueados al descanso. Pese a la reacción de Curry en el tercer periodo (38 puntos con 7 triples), el Big Three formado por Drummond (14+21), Reggie Jackson (20 puntos y 8 asistencias) y Caldwell-Pope (20 puntos) decantó la balanza en favor de los de Motown. Golden State echó en falta una buena versión de Draymond Green, que solo aportó 5 puntos.

 

 

Una canasta de Joe Crowder (22+8+6) a 3,9 segundos para el final dio la victoria a los Celtics ante los Wizards. Sin embargo, el partido fue un apasionante duelo entre dos de los mejores bases de la liga. John Wall acabó con 36 puntos, 13 asistencias, 7 rebotes, 7 robos y 6 pérdidas, mientras Isaiah Thomas finalizó con 32 puntos (5 triples) en 33 minutos.

 

 

 

Ovacionado en Salt Lake City. Donde en prácticamente toda su carrera ha sido uno de los mayores enemigos. Kobe Bryant solo disputó 15 minutos en Utah, y los Lakers volvieron a caer estrepitosamente. Pese a los 20 puntos de Lou Williams, el poderío interior de Gobert (18+18) y el acierto de Burke desde el banquillo (16) mantienen a los Jazz en la octava posición del Oeste.

 

Llevaban 10 victorias seguidas los Clippers, pero los Kings se encargaron de cortar la racha con un partido de los suyos: imprevisible. Sin Griffin aún y con CP3 cargado de faltas, fueron Crawford (20) y Redick (22) los que tiraron del carro, pero no bastaron para superar a un trío que podría ser imparable si mantuviera la regularidad: Cousins (19+13+6), Gay (18+7) y Rondo (13+7+10).

 

Charlotte ha entrado en crisis. 9 derrotas en los últimos 10 partidos lo certifican. Sin Al Jefferson (lesionado), los Hornets deambulan sin objetivos por el Este a día de hoy. Anoche cayeron ante unos Bucks que van carburando. Middleton (24) fue el máximo anotador, mientras Monroe (19+10) y Antetokounmpo (14+11) aportaron en la faceta defensiva.

 

Necesitaban una holgada victoria como esta. Los Hawks pasaron por encima de los Nets en un partido que dominaron de principio a fin. Millsap fue el más destacado, terminando con 21 puntos y superando la barrera de los 10.000 puntos en la NBA.

 

 

Finalmente, la sorpresa de la noche la dio Philadelphia, que vapuleó a unos Blazers irregulares que no tuvieron su mejor noche en el tiro.

 

 

La noche de Ben Wallace. Detroit le retiró su camiseta. Estuvieron Larry Brown, Prince, Billups, Rasheed… Los Bad Boys del siglo XXI.

 

 

 

Top 10 de la noche

 

 

Comments are closed.