Miércoles maratoniano de Eurocup tras los 4 partidos de ayer. Después de la sorprendente derrota del Valencia Basket, hoy el CAI Zaragoza y el Herbalife Gran Canaria se han soltado ante el Dinamo Sassari y el Avtodor Saratov, respectivamente. Bilbao Basket, por su parte, no ha podido celebrar la victoria ante el Bayern de Múnich por culpa de 2 tiros libres de los alemanes que deshacían el empate en el último segundo.

 

El Herbalife Gran Canaria no tuvo piedad del Avtodor Saratov (101-77). Los de Aíto García-Reneses, que dominaron en todo momento el tempo del partido, acabaron de rematar a su rival en una segunda mitad para el recuerdo (53-33). Las piezas encajaron a la perfección en el esquema de juego, y pudimos ver a un Granca con ganas de hacer algo grande en Europa.

 

Un dato relevante: hasta 8 jugadores del conjunto isleño anotaron 1 triple o más. En este contexto de acierto exterior, el Avtodor fue incapaz de llegar a tiros francos, lo que cada vez le alejaba más en el marcador. Alen Omic fue el mejor de los canarios y rozó el doble-doble con un 18+9+2, mientras Albert Oliver sumó 11 asistencias, llevando la batuta a la perfección.

 

 

El destino no fue justo con el Dominion Bilbao Basket. Los de Sito Alonso, que habían batallado como gladiadores durante todo el partido, fueron finalmente derrotados por el Bayern de Múnich por culpa de 2 tiros libres convertidos por Bryce Taylor en el último segundo. Un triunfo agónico que permite a los alemanes seguir invictos en el grupo G.

 

Los vascos fueron demasiado insistentes desde más allá del arco (35 intentos), aunque sacaron 36 puntos desde esa distancia. Alex Renfroe fue el motor de la maquinaria del Bayern con un 16+8, mientras que en el otro bando Dairis Bertrans se ganó la ovación cerrada de Miribilla (27+4+2, 9/18 en tiros de campo, 6 triples y 8 faltas recibidas).

 

El CAI Zaragoza mantiene la senda de la victoria en Europa y superó al Dinamo Sassari en el José Luis Abós (87-75). Los de Andreu Casadevall demostraron tener hambre de victoria y mantuvieron a ralla a un cuadro transalpino que remó a contracorriente durante todo el partido. El control del rebote fue el principal ingrediente de la victoria: los maños doblaron a su rival en este aspecto (44-22).

 

De la mano de Stevan Jelovac (21+6+2 y 5 faltas recibidas), el CAI fue aumentando su ventaja a medida que iban pasando los minutos y dejaban en el cajón del olvido el gran partido de Jarvis Varnado (19+5). El Dinamo Sassari registra un 1-2 en la clasificación general.

 

 

Buena victoria del Trabzonspor ante el Reggio Emilia (82-76), que, sin embargo tuvo que remontar un encuentro que empezó muy cuesta arriba (17-31). El conjunto turco se puso las pilas progresivamente, y el buen trabajo permitió llegar al final del partido sin complicaciones. El principal artífice de la machada fue Dwight Hardy, que estuvo a un gran nivel con un 20+3.

 

El Pinar Karsiyaka cayó en su pabellón después de una mala segunda mitad (41-49) ante el Dolomiti Energia Trento (79-85). De nada sirvió la exhibición de Bracey Wright, que se salió con un 26+4+7. Las pérdidas de balón fueron una lacra para los otomanos (21), y vieron cómo se les escapó un partido que les pone con un 1-2 en la tabla.

 

Merecida victoria del Zenit de San Petersburgo en su visita al campo del Stelmet Zielona Gora (76-90). Los rusos no dieron ninguna opción al vigente campeón polaco a base de triples (10/18), y tuvieron en Jannis Timma su mejor hombre (19+6+2). Esta victoria es la tercera para el Zenit en este Last 32, mientras que el Zielona Gora se estanca con un 1-2.

 

Tremendo correctivo del Galatasaray en su compromiso ante el Szolnoki Olaj (87-59). Los de Ergin Ataman fueron insaciables con su rival desde el primer minuto y dejaron visto para sentencia el encuentro en las primeras jugadas (34-14 en el primer cuarto). La pareja Lasme-Schilb estuvo escandalosa: 35 y 34 de valoración respectivamente (20+12+4 y 24+3+6).

 

El Ludwigsburgo se llevó un complicado partido planteado por el Umaya Reyer Venecia (94-84). Tras marchar igualados durante todo el partido, el último cuarto supuso un revulsivo para los alemanes, que consiguieron escaparse sin tener que llegar a sufrir. El rebote fue una de las claves de la victoria (39-25) y Tekele Cotton fue el MVP del partido con un 17+7 y 5 faltas recibidas.

 

El Nizhny Novgorod acabó sufriendo más de la cuenta para llevarse el duelo ante el Olimpia Ljubljana (73-79). El cuadro ruso tuvo bajo su control el partido durante su totalidad, pero nunca consiguió abrir una diferencia de más de 10 puntos. El pobre porcentaje en tiros de 2 de los eslovenos hizo esfumar sus opciones (18/44, 40%). Semen Antonov (Nizhny), nombre del encuentro con un 15+5+2.

 

Keith Langford fue suficiente para que el Unics Kazan se llevara la victoria de Tel-Aviv ante el Maccabi (82-92). El escolta estadounidense estuvo sublime con 31 de valoración (30+5, 13/21 en tiros de campo, 4 triples y 8 faltas recibidas). Ambos equipos llegaban al partido invictos, condición que conserva el equipo ruso en un partido muy completo que se sostuvo en el rebote (27-45).

 

El último arreón fue la causa del triunfo del Banvit Bandirma turco en el campo del Ratiopharm Ulm (80-92). En una contienda igualada hasta el minuto 30, la pareja Fortson-Johnson (18+11+3 y 23+5+3) encontró recompensa a su trabajo con la victoria. De esta forma, los de Ulm se hunden en el foso del grupo G con 3 derrotas en 3 partidos.

 

 

El Estrasburgo cuajó una buena victoria en casa ante el Hapoel de Jerusalén (75-71). El partido acabó de cerrarse cuando Mardy Collins anotaba el segundo tiro libre, que ponía +4 a los suyos. El acierto que faltó en tiros de campo para los franceses (23/57) se solventó con un gran 19/23 en tiros libres. Precisamente, Collins fue el mejor en el triunfo con un 14+6+3.

Comments are closed.