Sí, era necesario que la mejor liga de baloncesto del mundo rindiera homenaje a Space Jam tras cumplir dos décadas desde su estreno, a la mejor película de baloncesto que se ha hecho en la historia del cine. Todos los aficionados del deporte de la canasta disfrutamos viendo cómo Michael Jordan derrotaba a los monstruos de Tontolandia con aquel último e increíble mate estirando hasta el límite su brazo. Nunca una película de animación fue tan importante para un deporte. Por eso es otra gran idea de una NBA que cada año sabe qué hacer para volver reinventarse y sorprendernos. Por cosas como esta, la NBA está a años luz de cualquier otra competición deportiva en todo el mundo, una vez más lo han vuelto a demostrar.

 

Y es que la NBA llegó a España de la mano de Fernando Martín, el Canal + con Andrés Montes y Antoni Daimiel y por supuesto de Space Jam. Luego ya vendrían los Pau Gasol y compañía. La gran parte del talento baloncestístico que ha surgido en estos últimos años ha venido de la inspiración que les generó Space Jam. Las estrellas del presente crecieron con Space Jam, queriendo echar un trago a aquella poción secreta acuosa que preparó el bueno de Michael Jordan, crecieron bajo el lema de I believe I can fly, confiando en que si unos extraterrestres le robaban su talento a las mejores estrellas del baloncesto mundial, Michael Jordan estaría ahí junto a sus amigos los Looney Tunes para recuperarlo y sobre todo crecieron sabiendo que no hay rival invencible si crees en tus posibilidades.

 

El All Star lleva reclamando ya unos años este homenaje y me parece más que acertado que por fin se lleve a cabo. Que este homenaje era necesario lo sabemos desde que Blake Griffin hizo aquel mate al ritmo del mítico “I believe, I can fly”, hasta cuando Zach LaVine salió al concurso de mates con una camiseta del Tune Squad, el equipo de Bugs Bunny y compañía. Ojalá el homenaje esté a la altura y todos recordemos el All Star de Toronto 2016 con una sonrisa, la misma que todos pusimos cuando vimos cómo Michael Jordan y los Looney Tunes ganaron aquel partidos a los extraterrestres de Tontolandia después de tenerlo todo en su contra.

 

 

Comments are closed.