11 partidos han conformado la ración diaria de NBA de anoche. Stephen Curry no se quiere bajar de la galaxia en la que compite, y ayer dejó otro show para la historia con 54 puntos y 11/16 en triples. Por otra parte, los Cleveland Cavaliers pincharon en Charlotte, los Bulls ganaron por fin en Sacramento, los Spurs siguen invictos en casa y Kevin Durant evitó la prórroga ante Orlando.

 

Stephen Curry sigue en modo apisonadora. El mejor jugador de toda los Golden State Warriors y de toda la NBA se sacó de la chistera otra actuación de dimensiones extraterrestres. Y no se cansa. Ayer, contra los Washington Wizards, anotó 51 puntos e hizo un 11/16 en triples. ¡Un base! Es escandaloso. Ni los 41 puntos y 10 asistencias de John Wall pudieron frenar a la bestia de Oakland, que sigue insaciable.

 

 

Si ya coquetearon con la derrota en Indiana… esta vez ha llegado el tropezón de Cleveland en Charlotte. Los de Tyronn Lue no tuvieron suficiente con el tándem James-Irving (23+6+6 y 26+1+5), y pecaron de una notable falta de trabajo en el rebote (49-28). Los de Carolina del Norte supieron neutralizar el juego en ataque de los Cavs, y en la otra canasta Jeremy Lin (24+5+8) moldeaba el triunfo.

 

 

Victoria balsámica de los Chicago Bulls en Sacramento. El anterior pinchazo en la prórroga en Salt Lake City dejó tocados a los de Windy City, que se encuentran inmersos en una de las temporadas más irregulares que se le recuerdan. Como siempre, Pau Gasol tuvo un papel imprescindible forjando la zona y se apuntó un doble-doble con un 16+13+4, aunque no pudo ganarle la partida a DeMarcus Cousins (30+11+4). Este triunfo no les sirve para recuperar la cuarta posición del Este, la cual se adjudicó Boston Celtics.

 

 

El AT&T Center sigue siendo inexpugnable. 27 partidos que se han jugado en El Álamo se han traducido en 27 victorias de los San Antonio Spurs, la última de ellas contra unos rocosos New Orleans Pelicans. LaMarcus Aldridge tuvo una noche para el recuerdo (36+6), y Kawhi Leonard hizo un buen trabajo cerrando el perímetro (26+5). De nuevo, Anthony Davis cosechó grandes números (28+10+4) pero no pudo llevarse el gato al agua.

 

Por fin llegó la victoria de Minnesota. Después de una mala racha considerable, con derrota ante Lakers incluida, los Timberwolves salieron victoriosos contra todo pronóstico ante Los Ángeles Clippers. El dúo de jóvenes se ensambló de forma coral (Wiggins hizo 31+4+3 y Towns 17+12+2). Chris Paul llevó la manija de los californianos (22+4+8), pero no bastó.

 

 

Los Atlanta Hawks no tuvieron ningún problema para vencer y convencer en Philadelphia. Aunque los 76ers a veces plantan cara en su campo, los de Mike Budenholzer empezaron liderando desde el principio y fueron aumentando su renta progresivamente ganando todos los cuartos. La clave del éxito fue el maravilloso juego en equipo de los Hawks: 8 de sus 13 jugadores registraron 10 o más puntos.

 

No hay manera. La situación negativa de los Brooklyn Nets no se desbloquea y empieza a ser preocupante. Los neoyorquinos, aunque compiten cada partido forzando mucho al rival, han perdido los 5 últimos partidos, los 2 más recientes en el Barclays Center. Anoche, los Indiana Pacers compusieron el ataque con CJ Miles (27+2), mientras que Paul George también hizo un buen encuentro (17+4+6).

 

Los Oklahoma City Thunder tuvieron que sufrir mucho más de lo que se preveía para ganar a los Orlando Magic en el Chesapeake. Los de Florida trabajaron duro para establecer una igualdad permanente y llegar incluso a liderar el partido (64-65 al descanso). El todoterreno Westbrook (24+19+14) estuvo fielmente acompañado por Kevin Durant (37+5+5), quien manejó la última posesión del partido con 114-114 en el marcador, y un triple suyo evitó la prórroga para meterse la victoria en el zurrón. El show de Victor Oladipo (37+7+4) no sirvió para nada.

 

 

Sigue la buena racha para los Utah Jazz. Los de Salt Lake City están en su mejor momento de la temporada, y encadenan de forma merecida 4 victorias consecutivas. Anoche su enemigo fueron los Denver Nuggets, que venían de desbancar a los Raptors de sus 11 triunfos seguidos. Aunque el partido estuvo igualado en su mayoría, 2 tiros libres convertidos por Gordon Hayward ponían el +4 final que permitía respirar. El mejor en la victoria fue Derrick Favors (16+11 y 6 tapones).

 

 

Los Miami Heat salieron victoriosos de la complicada pista de los Dallas Mavericks. El partido estuvo compensado en la primera mitad, aunque después del descanso los de Florida abrieron una pequeña brecha en el tercer cuarto que fue neutralizada en el último. Raymond Felton tuvo el triple que hubiera forzado la prórroga, pero no encontró fortuna. Dirk Nowitzki fue el mejor de Dallas (28+4).

 

 

Los Boston Celtics siguen en un gran estado de forma y lo demuestran en cada partido. Anoche zanjaron el duelo en la primera mitad ante los duros Detroit Pistons (56-36), aunque después pecaron de relajación y solo ganaron de 7. Las piezas de la maquinaria encajaron perfectamente, y 6 jugadores acabaron con más de 10 puntos en la franquicia del trébol. Andre Drummond volvió a firmar un doble-doble, que esta vez fue inútil (16+13).

 

 

La anécdota de la noche: expulsaron a un fan por tocar a LeBron James.

 

 

Top 10 de la noche:

 

Comments are closed.