El Comisionado de la NBA, Adam Silver, en una entrevista concedida al medio USA Today, apostó por realizar algún tipo de cambio a fin de acabar con el «Hack-a», que consiste en realizar una falta, de forma deliberada, sobre un mal lanzador de tiros libres para llevarlo a la personal.  Se trata de una estrategia cada vez más utilizadada en la mejor liga del mundo y que daña, según Silver, la imagen y el espectáculo ofrecido por la NBA.

Aún no se ha concretado qué tipo de medida se tomará para evitar esta práctica, pero lo que es cierto es la existencia de una serie de jugadores que no llegan al 60% desde el tiro libre y que son objeto constante de esta estrategia. En este selecto grupo se encuentran: Drummond (35,1%), Capella (40,4%), DeAndre Jordan (42,9%), Howard (54,7%), Whiteside (54,5%), entre otros muchos. En definitiva, un mal que aqueja a la NBA y que Silver está dispuesto a erradicar. «Soy de la opinión de buscar algún tiempo de cambio sobre esa regla este verano. No es la forma en la que queremos ver cómo se juega el baloncesto», sentenciaba el Comisionado de la NBA.

Jeff Van Gundy, actualmente analista de la ESPN, va más allá y pide que los cambios se realicen mucho antes de verano. «El cambio debería venir después del All Star. En los playoffs de este año, alguien va a llevarlo al extremo y una cosa es ver arruinado un partido de Temporada Regular y otro en el mejor momento de la campaña», señaló el extécnico de Knicks y Rockets.

El crecimiento del «Hack-a» ha sido notorio. La temporada pasada la estrategia se utilizó hasta en 164 ocasiones, números que contrastan con los 293 de la presente campaña, aún sin finalizar y con muchos partidos por disputarse. Casi 300 faltas intencionadas que provocaron momentos tan surrealista como ver a Drummond acudir en 36 ocasiones a la personal. Por último, cabe descar que de los 293 Hack-a de este año, el 69% han ido a parar a 3 jugadores: Drummond, Howard y DeAndre Jordan.

Comments are closed.