La mala suerte se ha vuelto a cebar con Chris Bosh. Según informó el Miami Herald, el ala-pívot de los Heat vuelve a sufrir coagulación de sangre en la pantorrilla y podría perderse o que resta de temporada. Fue ese el motivo que le hizo perderse el All-Star de Toronto, donde iba a ser suplente en la Conferencia Este.

 

Cabe recordar que Bosh ya se perdió 30 partidos el pasado curso por un coágulo en su gemelo que acabó moviéndose hasta los pulmones. Hay una posibilidad real de poder perderse lo que resta de temporada, aunque las decisiones a tomar incluyen la posibilidad de tomar fármacos que favorezcan el riego sanguíneo y poder seguir jugando según The Vertical. Bosh había vuelto a las pistas esta temporada, y a un notable nivel, ya que estaba promediando más de 19 puntos y 7,4 rebotes.

 

Bosh reconoció este verano que la posibilidad de un nuevo capítulo de coágulos era posible, aunque con una probabilidad muy baja ya que él no tiene el gen hereditario que favorece la aparición de estos problemas. El ala-pívot explicó que desde que sufrió los problemas comenzó a actuar de forma diferente para no volver a tener un episodio similar. Sus rutinas incluyen no estar permanentemente sentado en los vuelos, tomar aspirinas que favorezcan el riego sanguíneo y usar medias de compresión.

 

Solo podemos desearle una pronta recuperación al bueno de Chris.

Comments are closed.