Fin de semana de sorpresas en la Liga Endesa. Y de las gordas. El Iberostar Tenerife dio la campanada en un partido excelente en el Fernando Martín ante el Real Madrid, el Movistar Estudiantes asaltó la Fonteta y el Barça, con su victoria ante el UCAM Murcia, es nuevo líder en solitario de la competición 4 años después.

La ilusión de una isla. El Iberostar Tenerife fue el autor de una de las grandes sorpresas de la jornada, sobreponiéndose al todopoderoso Real Madrid en un Fernando Martín que explotó de alegría. Los canarios jugaron un encuentro maravilloso, fueron superiores a los de Laso e hicieron historia: ganaron a los merengues por primera vez en las 10 ocasiones que han visitado La Laguna. Gracias al acierto exterior de hombres como Richotti o Abromaitis, el Iberostar aprovechó un gran segundo cuarto (33-18) para mantener a raya a los madrileños en la segunda mitad. Sergio Rodríguez, hombre muy querido en la isla, no obtuvo premio a su partidazo (21+3+5).

La otra sorpresa gorda del fin de semana vino desde Valencia. En pleno ambiente festivo de fallas, una Fuente de San Luis medio vacía vio cómo los de Pedro Martínez perdían su compromiso con los penúltimos clasificados de la liga, el Movistar Estudiantes. En un encuentro lento y de poca anotación, los estudiantiles se encomendaron a Nacho Martín (17+8+4) y a un gran arranque (17-24) para desbancar al conjunto taronja del coliderato.

No sin sufrir, el Barça Lassa venció en el Palau Blaugrana al UCAM Murcia y, con la derrota de Valencia Basket, es nuevo líder en solitario de la Liga Endesa. El cuadro de Xavi Pascual se quedó descolocado al ver el gran inicio de los murcianos, que fueron muy superiores en una primera mitad que tuvieron controlada (33-42). Pero en la reanudación vimos a otro Barça. Un Barça capaz de romper la defensa de los de Katsikaris y que fue remontando paulatinamente ese déficit que rozó lo preocupante. Víctor Faverani fue el mejor activo para el UCAM (19+7 y 7 faltas recibidas), mientras que la asociación Satoransky-Doellman (14+3+2 y 18+4, respectivamente) resultó ser suficiente.

Veni, vidi, vici. El Unicaja se divirtió en su visita al Buesa Arena y dejó en resultado difícil de pronosticar. Los de Joan Plaza volvieron a recuperarse de una derrota en Europa y vapulearon a un Baskonia que llegaba mucho mejor a la contienda. Una enorme defensa de los andaluces secó a los de Perasovic en el segundo cuarto, en el que sólo fueron capaces de materializar 8 puntos. El partido no tuvo historia a partir del descanso (29-38), ya que el Unicaja fue todavía a más. Will Thomas (24+7 y 5/7 en triples) tuvo uno el mejor partido de su temporada.

Como una apisonadora pasó el Baloncesto Sevilla por encima de un Herbalife Gran Canaria irreconocible en defensa. Sin Brad Newley, Los de García-Reneses jugaron un partido nefasto, que empezaron a perder bien pronto (30-14) y cuya dependencia del lanzamiento exterior fue notable (7/31). Sólo se salvó Alen Omic, que hizo un buen encuentro en la pintura (16+8). Por parte de los hispalenses, el trío formado por Nachbar, Berni Rodríguez y Jordan (ambos alcanzaron los 20 de valoración e hicieron 51 de los 97 puntos del Sevilla) hizo las delicias de San Pablo.

Además…

  • El FIATC Joventut se llevó por la mínima la victoria de Montakit Fuenlabrada. El conjunto madrileño reaccionó demasiado tarde al arreón de la Penya tras el descanso, y un triple de Llorca pudo haber enviado el encuentro a la prórroga. Brandon Paul fue el mejor de los verdinegros con un 22+4+3.
  • Un mal partido del Obradoiro en el Príncipe Felipe les condenó a la derrota frente al CAI Zaragoza, que mostró ser un cuadro muy compacto bajo la batuta y el acierto exterior de Tomás Bellas (16 puntos y 4/5 en triples). A los de Moncho Fernández les costó muchísimo generar en aro contrario.
  • En el derbi vasco, el Dominion Bilbao Basket se impuso a un maltrecho RETAbet.es GBC al que le faltó acierto en los minutos finales. Los hombres de negro delegaron el rol de líder en Dairis Bertans, quien se elevó a los 21 de valoración (18+4+2).
  • El Manresa empieza a coquetear seriamente con la zona de descenso. Una nueva derrota, esta vez ante un MoraBanc Andorra que aún sueña con meterse en playoff, hace que los catalanes estén a 1 solo partido de Estudiantes.

Comments are closed.