Llevaba ya unos días en Bilbao, y este viernes se oficializó su regreso al club vasco. Marko Todorovic, que no encontró su hueco en la todopoderosa plantilla del Khimki, vuelve a la que fue su casa. El ala-pívot montenegrino vestirá de negro hasta final de temporada en calidad de cedido.

Todorovic fue uno de los jugadores más destacados de la pasada Liga Endesa y del Dominion Bilbao Basket, firmando 11.5 puntos y 7.3 rebotes por encuentro y siendo incluido en el quinteto ideal de la temporada. Su explosión le permitió llamar la atención del Khimki, que evidentemente le ofreció más dinero (y aún tiene dos años más de contrato). Sin embargo, las cosas no han salido cómo se presagiaban, y Kurtinaitis había dejado de confiar en él hacía unos tres meses.

Así pues, se trata de un fichaje de lujo para Sito Alonso, que había visto como el equipo quedaba mermado en la pintura tras la marcha de Shawn James y la desafortunada lesión de Mirza Begic. «Tiene ventajas e inconvenientes muy reconocibles. Conoce al entrenador y al grupo, la liga y sabe lo que tiene que hacer para jugar. Otra cosa es la dificultad que tenga para hacerlo por el tiempo que lleva sin competir. Tres meses parado en un jugador de sus características implica una falta de ritmo importante en las transiciones».

 

Comments are closed.