Cientos de aficionados han festejado este sábado en la Plaza Mayor de Palencia el ascenso deportivo de su equipo, el Quesos Cerrato, a la máxima categoría del baloncesto español, la Liga ACB, que ya ha certificado de forma matemática a falta de una jornada para el final de la competición.

El equipo morado logró anoche el titulo de campeón de la liga LEB Oro y el ascenso deportivo a la ACB, al imponerse al Ourense (78-65), y horas después la Plaza Mayor ha vibrado con un éxito que «es de todos», como ha afirmado desde el balcón del Ayuntamiento el capitán del equipo, Urko Otegui.

«Los jugadores lo hemos dado todo, nos lo hemos merecido. Pero esto es de todos los que apoyan este proyecto tan importante para la ciudad», ha afirmado. La afición ha respondido con vítores, aplausos, y gritos a coro de: «¡Que sí, joder, que vamos a ascender!», mientras ondeaban bufandas y banderas que han teñido de morado la Plaza Mayor.

Con el fondo musical del «We are the Champions», los miembros de la directiva y los jugadores se han dirigido los palentinos para agradecer tanto apoyo y tanto cariño. El presidente del club, Gonzalo Ibáñez, ha dado la enhorabuena a todos los jugadores y a la afición por una «temporada sensacional» en la que se ha conseguido «este éxito colectivo», y asegurado que el Quesos Cerrato «va seguir trabajando para estar arriba» y que allá donde finalmente juegue, ACB o LEB, seguirá luchando para que esto sea «un éxito de todos».

El entrenador, Sergio García, ha dado las gracias en nombre de la plantilla a la afición y a las instituciones, y afirmado que los jugadores «lo han dado todo» para conseguir «todo lo que estaba en sus manos, el sueño de tener un equipo de Palencia en ACB».

Tras este sueño hecho realidad, ahora se abre la puerta a otro casi imposible, el del ascenso real a la Liga ACB, la máxima categoría española que exige, entre otras condiciones, un canon de siete millones de euros a sus nuevos integrantes. Solo hay que girar un poco la vista hacia Burgos, que en los últimos tres años se han dado en las narices con las puertas de los despachos y se han quedado sin el merecido ascenso en más de una ocasión.

El ministro de Educación, Cultura y Deporte en funciones y diputado por Palencia, Íñigo Méndez de Vigo, se comprometió a suprimir ese canon, al considerarlo una exigencia «draconiana», ya que supeditan los méritos los méritos deportivos a la capacidad económica de los equipos.

«Creo que en baloncesto no debe supeditarse la capacidad, el mérito y la ilusión de la afición a unas condiciones económicas que me parecen draconianas e impiden que el mérito deportivo se produzca en la práctica», sostuvo entonces, durante la campaña de las elecciones generales del 20 de diciembre.

Por su parte, el Ayuntamiento de Palencia ha dado ya los pasos para cumplir con otra de las condiciones exigidas, contar con un pabellón con un aforo de más de 5.000 espectadores, para que esta no sea la causa que impida el ascenso del equipo de la ciudad.

La lucha en los despachos empezará el lunes, pero hoy ha habido tiempo para todo, para agradecimientos, fotos con los jugadores, autógrafos sobre balones y bufandas, y el colectivo «enhorabuena campeones», porque los jugadores y la afición querían soñar despiertos, y eso, al menos este sábado, no se lo ha podido negar nadie.

 

Fuente: EFE

Comments are closed.