Se le hizo largo el partido al Uni Girona, y el Perfumerías Avenida lo aprovechó para llevarse el primer partido de la Liga Femenina gracias a un fantástico último cuarto, en el que aprovechó el estancamiento de las catalanas. 

Fueron muy superiores las catalanas en la primera mitad (se fueron ganando al descanso de 8, 32-40). El tándem Given-Coulibaly fue una pesadilla constante para los locales. Un 65% en tiros de campo y la superioridad en el rebote (11-23) eran los mejores argumentos para soñar con el triunfo tras los primeros 20 minutos.

Tras el paso por vestuarios, parecía que Uni Girona sentenciaba definitivamente el partido con un parcial de 3-7 (35-47, min 24), pero Avenida no dejó de trabajar ni de creer en la remontada.

Llegaban los minutos decisivos, y la presión empezaba a pasar factura en las jugadoras gerundenses, que comenzaban una serie de fallos evitables e inexplicables. Beard, con un triple, hacía levantar a Würzburg y adelantaba a las salmantinas.

Desde entonces, Xavi Fernández no pudo frenar el vendaval de Avenida, que empezó a jugar más cómodo y a correr al contraataque, abriendo una brecha definitiva e insalvable para Girona.

Foto: FEB

Comments are closed.