Preciosa noche de Playoffs en la NBA. Los Mavericks se llevaron un igualadísimo choque en Oklahoma, mientras Toronto hizo valer el factor campo para igualar la eliminatoria. Golden State puso el 2-0… y eso que no jugó finalmente Stephen Curry. 

Era un partido trampa para Golden State. Porque Curry no se recuperó de su esguince en el tobillo y optó por descansar ante los Rockets. Y le echaron en falta los Warriors, pero acabaron imponiéndose gracias al juego coral y a una segunda unidad que funcionó a la perfección. Klay Thompson (34) llevó la iniciativa en ataque, Iguodala recuperó esa versión MVP Finales (18), Livingston rozó la perfección (16 puntos y 6 asistencias) como titular y Draymond Green hizo de todo para tapar cualquier grieta que pudiera generarse (12+14+8). En los texanos, Harden (28 puntos y 11 asistencias) se quedó demasiado solo.

El destino fue dulce para los Mavericks… y muy cruel para los Thunder. El Cheesapeake rebosaba de alegría cuando Steven Adams palmeaba un balón dividido que parecía dar la victoria a los suyos con 1 abajo. Toda la parroquia local ya celebraba el 2-0… pero estaban cometiendo un graso error. Los árbitros vieron el instant replay y anularon la jugada, que se comprime en décimas de segundo. De este modo, los Mavs mantienen viva la esperanza cpn este 1-1 y arreglan la patética versión mostrada en el Game 1. Fue un encuentro tosco, de poca anotación (78/225 total en tiros de campo), aunque el dúo formado por Durant (21+9+2) y Westbrook (19+14+6) lo intentó todo, pero falló en exceso en los momentos clave.

Toronto ha empatado la eliminatoria contra Indiana tras cuajar un buen Game 2 en su casa antes de viajar a Indianapolis. Un gran arranque de los canadienses (27-16) fue determinante para ir casi siempre por delante en el marcador y tener la situación controlada. De nada sirvió la anotación de Paul George (28), que se quedó muy solo en ataque, mientras que Kyle Lowry rozó el triple-doble con una gran exhibición (18+7+9) y Valanciunas volvió a dominar en la pintura (23+11). Ahora la serie vuela a Indianápolis… y todo está por decidir.

 

Comments are closed.