El Perfumerías Avenida alzó la cuarta Liga Femenina de su historia tras vencer al Spar Citylift Girona en el tercer partido de la final. En un partido que las salmantinas tuvieron amarrado al principio, el Girona le dio la vuelta al partido pero no fue capaz de culminar la remontada.

El inicio fue arrollador de las chicas de Miguel Ángel Ortega, endosando un prematuro parcial de 12-2 con una Ndour totalmente imparable (10 puntos). Sólo habían pasado 5 minutos y la tónica del partido ya estaba definida. El Uni Girona se mostró muy errático en los primeros compases ofensivos, y estuvo muy por debajo del nivel dispuesto por las salmantinas. La ventaja fue creciendo y las demás componentes del Perfumerías empezaron a tener protagonismo (19-6, min 8). El Würzburg explotaba de alegría, pero quería ser cauto. Los primeros 10 minutos se saldaron con un 24-8. Las catalanas debían reaccionar en ese momento.

Pese a un nuevo inicio irregular (36-13, min 16), el Girona cumplió el objetivo más importante a corto plazo: frenar las acometidas ofensivas del Perfumerías, que seguía exhibiendo un show anotador. Un gran parcial de 0-11 a favor de las catalanas les devolvió la ilusión y les hizo meter de nuevo en el partido, que si bien estaba controlado, era más susceptible de darse la vuelta (36-24, min 19).

En la reanudación, el Uni Girona subió ligeramente las revoluciones y empezó a echarle el aliento en la nuca al Perfumerías. 5 puntos (3 de Spanou y 2 de Coulibaly) justo cuando la acción volvía a Salamanca hacían encender el estado de atención en la parroquia local (38-29, min 22). Tras unos instantes de poco baloncesto, un triple de Knezevic estrechaba aún más el colchón entre ambas (42-37, min 27). La reacción gerundense era palpable. Pese a todo, el Perfumerías conseguía aguantar como gato panza arriba, al menos por el momento, y Marginean ponían un 49-40 que sabía a gloria en aquel momento para cerrar el tercer cuarto.

Pero el Perfumerías no quería dejar escapar el título. En el último acto, unas buenas jugadas trenzadas en ataque devolvían el partido a su estado de dominio salmantino, y el reloj empezaba a correr en contra del Uni Girona (53-42, min 32). Pero el partido no acabó ahí. En una final puede pasar de todo. En unos instantes dorados para las catalanas, un nuevo parcial de 2-11 ponía la igualdad casi total en el electrónico (55-53, min 37). Las tablas no tardaron en llegar (57-57), y los nervios eran enormes. Con 58-57, en la penúltima posesión del encuentro (15 segundos), Givens era objeto de falta. El Perfumerías ya estaba en bonus. Falló ambos. La presión pudo con ella. El Uni Girona tenía que ir a hacer la falta si no quería que el partido se le escapase de las manos. Marginean no falló y el marcador era 60-57 con bola para el Girona. No anotaron las de Xavi Fernández y el título se quedó en casa.

Así lucía el Würzburg antes de arrancar el partido:

Comments are closed.