No fue suficiente para que el Uni Girona ganase la Liga Femenina, pero Naignouma Coulibaly se llevó el MVP de la final tras tres partidos extraordinarios. En el primer encuentro  ya dejó clara su superioridad interior al firmar un doble-doble (12 puntos y 14 rebotes) y acabar con 21 de puntación. En el segundo choque La pívot de 1.91 metros fue pieza clave para que su equipo empatara la serie con su intensidad defensiva y su superioridad interior. Llegó a forzar 8 faltas en este encuentro. En el desempate volvió a los dobles dígitos con 15 tantos y 11 rechaces y volviendo al 20 de valoración.

Quinteto de la final:

Base: Silvia Domínguez (Perfumerías Avenida):3 partidos, 36 minutos, 10,6 puntos, 2 rebotes, 6 asistencias, 1 recuperación, 1 balón perdido, 2 faltas cometidas 2,5 faltas recibidas y 9,3 de valoración.

Escolta: Chrissy Givens (Spar Citylift Girona): 3 partidos, 40 minutos, 20,3 puntos, 5 rebotes, 2 recuperaciones, 3 balones perdidos, 5,5 faltas recibidas, 2 faltas cometidas y 18,6 de valoración.

Alero: Alana Beard (Perfumerías Avenida): 3 partidos, 26 minutos, 11 puntos, 4,5 rebotes, 3 asistencias, 3 recuperaciones, 1 balón perdido, 3 faltas cometidas, 2 faltas recibidas y 13 de valoración.

Pívot: Vanessa Gidden (Perfumerías Avenida): 3 partidos,  20 minutos,  9,3 puntos, 5 rebotes, 1,7 faltas recibidas, 2,7 faltas cometidas y 8,7 de valoración.

Pívot: Naignouma Coulibaly (Spar Citylift Girona): 3 partidos, 30 minutos,  12,3 puntos, 10,6 rebotes, 1 recuperación,1 perdida, 6 faltas recibidas, 3 faltas cometidas y 19,6 de valoración.

Fuente: FEB