Siguen apareciendo distintas informaciones alrededor del conflicto que vive el baloncesto europeo. La Euroliga ha respondido a la Federación Española de Baloncesto (FEB) a través de una carta (que ha recogido AS) en la que recuerda a esta que «no tiene ninguna autoridad a la hora de aconsejar a la Euroliga sobre lo que esta puede o no puede hacer».

En la carta, dicho organismo se exculpa de toda responsabilidad a la hora de una posible sanción a la Selección española por parte de la FIBA: «Ni lo es ni será responsabilidad de la Euroliga el que la FIBA, a través de unas prácticas ilegales y arbitrarias, decida sancionar a la Selección española de los Juegos Olímpicos 2016 o cualquier otro torneo organizado por FIBA».

Añade, además, que «si esto ocurre, será responsabilidad exclusiva de la Federación proteger y defender el derecho a participar que el equipo nacional masculino merece y ya se ha ganado brillantamente en la cancha».

El presidente de la FIBA, Horacio Muratore, confesó este martes en la Cadena Cope que su deseo es que todo este lío llegue a buen puerto. “Creo que el tema de España es un poco más complicado por las leyes que tienen. FIBA Europa se reunirá con cada federación para llegar a acuerdos. Habrá informes específicos para cada caso y veremos si las sanciones acaban siendo efectivas”.

Veremos cómo termina todo…