Un temporada excelente culminada con el ascenso a la Liga Femenina. El Araski venció 75-56 al Femení Sant Adrià en una preciosa final y si cumple los requisitos económicos estará en la máxima categoría del baloncesto femenino nacional.

Ya desde buen comienzo se vio a un Araski superior, que controló el rebote y el marcador. El 9-0 inicial dejó claro cómo iba a ser el guión del choque, con las catalanas yendo siempre a remolque. Griffin (17) e Iwuoha (18+8) fueron las más destacadas en las ‘verdes’, que se fueron 17 arriba al descanso (44-27).

A la vuelta de vestuarios, el Lacturale Araski salió decidido a que no se le escapara esta victoria que le daba el ascenso. Pusieron una mayor intensidad atrás y un juego más lento para mantener la diferencia. Griffin e Iwuoha seguían dominando completamente la zona. Mientras, las de Jordi Vizcaino empezaban a dar síntomas de desesperación porque no sabían cómo romper la defensa rival y no les dejaban hacer su juego de transiciones. Anne Senosiain (acabó con un 16 de valoración y 10 puntos) ponía la guinda al final del tercer cuarto con 7 puntos seguidos (63-41). En el último período, con todo ya decidido las de Madelen Urieta se dedicaron a mantener la renta (párrafo FEB).

Así lo celebraron las vascas (vídeo de Al Ritmo del Aro)

 


 

Lo mismo que el Al-Qázeres de Extremadura, que fue todo el partido por delante ante el Fundal Alcobendas, que no tuvo su mejor tarde, aunque en el último periodo a punto estuvo de rozar una remontada épica. De ir perdiendo por 24… a llegar a ponerse a tan sólo 8 puntos. Pero las de Jacinto Carbajal supieron tener la sangre fría para llevarse el partido y conseguir un ascenso histórico (73-65) dos años después.

Dongue (25+10) fue la mejor en las extremeñas, que hicieron valer el «factor campo» para poner el broche de oro a una campaña sensacional. Palomares (17) y Cuevas (13) lo intentaron hasta el final en el conjunto madrileño, pero se quedaron demasiado solas en ataque.

Comments are closed.