Es uno de aquellos finales que ni el mejor guión de película podría escribir. Garrett Nevels emuló a Stephen Curry con tres triples en un minuto y le dio el título al Arcos Albacete en el Grupo B de la Liga EBA. La paradoja cruel es que al Villarrobledo, que tuvo el partido en su mano, la derrota le costó el descenso de categoría.

A 46 segundos para el final, el marcador reflejaba un 82-87 favorable al Villarrobledo. En ese tiempo, Nevels logró dos triples con los que empató el partido a 88. A falta de cuatro segundos para el final, los locales recuperaron la posesión de balón y al norteamericano le dio tiempo a cruzar la línea de medio campo y lanzar un triple contra el tablero que deshizo el empate (91-88) y llevó la locura a las gradas del Pabellón el Parque, que se transoformó en una tremenda fiesta