Bonita noche de Playoffs en la NBA con el primer asalto de Miami al Air Canada Center de Toronto y unos Warriors que se ponen 2-0 gracias a un fantástico último cuarto en el que frenaron a unos atrevidos Blazers.

Sigue el gafe de los Raptors en cualquier primer partido de cualquiera eliminatoria. De los últimos 10 sólo han sido capaces de ganar uno. Y anoche no fue una excepción. Y eso que Kyle Lowry, nuevamente nefasto de cara a canasta (3 de 13), anotó un triple inverosímil desde media pista que forzó la prórroga. Pero ni por esas. Los Heat, que vieron como Whiteside (9+17) rozaba la lesión en el primer cuarto, fueron más listos y con Dragic (26) y un Wade (24) que se echó el equipo a las espaldas en el tiempo extra, se llevaron la primera batalla de Canadá. Miami dominó el tempo del encuentro, destapando las carencias de unos Raptors irregulares (5 de 21 en triples). Ni DeRozan (22) ni un soberbio Valanciunas (24+14) pudieron hacer nada para evitar la derrota.

La imagen del post-partido… Kyle Lowry practicando el tiro a la 1 de la madrugada. 


Si nos vamos a la Bahía de Oakland, todo es de color rosa. O amarillo, en este caso. Los Warriors pusieron el 2-0 en la eliminatoria ante los Blazers en un partido que tuvieron que trabajar mucho para ganar. Y es que los de Oregon salieron sin complejos, con la lección aprendida y con mucho más acierto. De ahí que en el primer periodo se fueran trece arriba (21-34) ante la estupefacción de los aficionados locales. Y los de Sttots siguieron dominando el tempo y el marcador en el transcurso del choque, hasta que llegó el último cuarto y la experiencia acabó siendo un grado para los vigentes campeones.

Avisaba Kerr de lo que quería: «Necesitamos que Dray (Green) y Klay (Thompson) ejecuten jugadas». Dicho y hecho. Los dos estandartes del equipo (sin Curry, evidentemente) contagiaron a sus compañeros, tanto en defensa como en ataque, ahogando a Portland y desplegando todo el potencial ofensivo. ¿Resultado? Un parcial final de 34-12 y victoria de los Warriors. Lillard (25) y McCollum (22) se quedaron sin fuerzas, y Thompson (27) y una segunda unidad nuevamente productiva (8 de Ezeli, 5 de Clark, 7 de Barbosa y 15 de Iguodala) no dejaron escapar el segundo punto en la serie.

 

Every second counts

Comparan a Kawhi Leonard con Scottie Pippen