Rezaba la historia que el Melilla Baloncesto no había perdido jamás un quinto encuentro de playoffs ante sus aficionados y así sucedió una vez más aunque, en esta ocasión, el Leyma Coruña llegó a tener en su mano la posibilidad de sorprender a un conjunto melillense que iniciará el próximo viernes la lucha por el ascenso a la Liga Endesa ante el sorprendente y ya histórico Peñas Huesca.

Sin opción al error tanto Melilla Baloncesto como Leyma Coruña saltaron a la cancha del Javier Imbroda dispuestos a sellar el pase a la final en una noche en la que las gradas melillenses terminaron por inclinar la balanza tras un igualado encuentro. El empuje de la afición local así como el gran hacer del Marcos Suka de las grandes ocasiones terminaron por liderar hacia la final a un equipo que se medirá en la última ronda al Peñas Huesca.

Con ventaja de campo a su favor, los de Alejandro Alcoba disputarán los dos primeros encuentros en su pista en las noches del viernes 20 y el domingo 22 antes de viajar a Huesca para la disputa del tercer asalto el próximo viernes 27.

El objetivo inicial de la permanencia queda ya realmente lejano para un Peñas Huesca que rompió todos los pronósticos con su clasificación para los playoffs por el ascenso y que ha sellado el más difícil todavía con su pase a una final para la historia. Tras eliminar en semifinales al Unión Financiera Oviedo invirtiendo el factor cancha (1-3), los oscenses siguieron idéntico camino en semifinales derrotando en cuatro partidos al San Pablo Burgos (1-3).

Fuente: FEB