Álex Mumbrú, capitán del Dominion Bilbao Basket, es el ganador del Premio Endesa 2015-16. El “hombre de negro” sucede a otro clásico de la competición, Felipe Reyes, que se llevó el premio en la pasada campaña.

El galardón, que cumple su quinto año, se creó para reconocer y premiar al jugador de la Liga Endesa que mejor sepa aprovechar la energía para sacarle el máximo partido, combinando los valores de actitud, liderazgo, eficacia, generosidad y entrega.

Todos esos valores quedan bien reflejados en Álex Mumbrú, auténtico líder de su equipo, al que aporta su veteranía, su experiencia y su buen hacer en la búsqueda de triunfos. A punto de cumplir 37 años, el alero catalán es el jugador más valorado del Dominion Bilbao Basket (13,8), así como su máximo anotador (15,1), demostrando que el paso del tiempo no ha hecho que pierda un ápice de la calidad que atesora.

Sus números, además, han vuelto a situarle entre los mejores de la Liga Endesa. De hecho, es el segundo jugador de la competición que más minutos está en pista (30:07), consiguiendo convertirse en el segundo máximo anotador de la misma, con una media de 15,1 puntos por partido.

Destacar, además, que su técnico, Sito Alonso, tiene en Álex Mumbrú a un fijo para su quinteto inicial, en el que ha aparecido en 32 de los 33 partidos disputados hasta el momento por el equipo vasco. Ningún otro jugador del Dominion Bilbao Basket ha alcanzado la treintena de presencias en ese cinco inicial.

Fuente: ACB