No hay nada como jugar en casa. Y sino que se lo digan a los Cavaliers, que tras caer estrepitosamente en los dos primeros partidos de las Finales en Oakland, supieron reencontrarse con su mejor versión esta madrugada en Ohio. Los de Lue volvieron a recuperar la defensa, el acierto y el ritmo que les hizo dominar ante Toronto.

Ya de inicio se vieron las intenciones de los Cavaliers. Un 33-16 liderados por Irving (16 puntos en el primer cuarto, acabaría con 30), y justificado por el 0 de 8 combinado entre Curry y Thompson. El primero maquilló estadísticas en los últimos compases de juego (19 puntos), mientras Klay no tuvo su noche (10). Richard Jefferson hizo de Kevin Love (y superó el examen con nota), mientras Lebron James empezó jugando de ‘4’ y fue el líder indiscutible del choque (32+11+6).

El que más cambió fue precisamente el escolta J.R.Smith que surgió como el factor sorpresa ganador al conseguir 20 puntos, incluidos cinco triples de los 12 anotados por los Cavaliers, que también dominaron en el juego interior con el pívot Tristan Thompson que aportó un doble-doble de 14 tantos, 13 rebotes y dos asistencias.

El cuarto partido de la serie se jugará el viernes en el mismo escenario del Quicken Loans Arena y la victoria de los Cavaliers garantiza la vuelta de la serie al Oracle Arena de Oakland, donde se jugará el quinto encuentro.

Los datos del Game 3

Lebron James suma 7 partidos en las NBA Finals con más de 30 puntos, 10 rebotes y 5 asistencias. La misma cifra que Abdul-Jabbar.

Malos porcentajes en las Finales para los Splash Brothers 

Primera vez que los Cavaliers anotan 100 puntos ante GSW. Cortan una racha de 7 derrotas seguidas contra ellos… y están invictos esta postemporada en casa.