Necesidades de las franquicias (I)

<- Mejores jugadores NCAA por posición | Necesidades de las franquicias (II)->

Philadelphia 76ers – 10 victorias y 72 derrotas – Pick 1, 24 y 26

Sam Hinkie es sin duda el nombre que más viene a la mente tras conocer el futuro que tendrá la franquicia de Philadelphia en el próximo Drat. Su labor de tanking los últimos años, acrecentado por las lesiones de sus picks importantes en los últimos años (Nerlens Noel se perdió su temporada rookie y Joel Embiid todavía no ha debutado con la franquicia a pesar de ser drafteado en 2014) por fin tienen su recompensa en dos nombres claros y principales: Brandon Ingram o Ben Simmons. Con Brett Brown a los mandos, y 20 años después de lograr su último número 1 (que terminó con Allen Iverson llegando a los Sixers), el traspaso del pick no es una opción para un equipo necesitado de una superestrella sobre la que crear un proyecto competitivo que vuelva a poner por fin a Philly en puestos de Playoffs. La opción más lógica es sin duda alguna el alero de Duke, pues la recuperación de Embiid (que en propias palabras admite sentirse realmente bien) y la presencia de dos jugadores interiores con potencial como Noel y Okafor dejan una situación muy incómoda en el caso de que el australiano Ben Simmons sea el elegido. De todas maneras, Philadelphia siempre ha drafteado por talento en los últimos años, por lo que la llegada de un jugador llamado a dominar el juego desde el principio no sería ni mucho menos descabellada. La llegada de Ish Smith esa temporada y el buen papel de Covington dejarían a Ingram como el fit perfecto. Su capacidad para aportar tiro exterior y sus condiciones físicas, además de su inmenos potencial y desarrollo dejarían por fin un quinteto muy equilibrado y con el que empezar a competir seriamente en la conferencia oeste. Ben Simmons aportaría intangibles, pero su llegada obligaría a la franquicia con casi total seguridad a mover a uno de sus otros tres hombres grandes, Okafor, Noel y Embiid. Y todo eso contando con el aterrizaje de otro jugador llamado a ocupar el puesto de 4 abierto como es el croata Dario Saric, apuesta de los Sixers hace un par de temporada.

Además de ese ansiado first pick no olvidemos que el conjunto comandado por los Colangelo tiene dos picks más en primera ronda. Conociendo la capacidad de draftear jugadores internacionales por parte de Colangelo, la opción de draftear a un europeo y que siga desarrollándose en el viejo continente es una opción más que factible, mientras que la otra elección la podría emplear en un exterior que aporte rotación a un equipo escasísimo de talento desde el banquillo.

  • Mejor opción: Brandon Ingram | Posible elección: Ben Simmons

Ingram_h79m8y4y_1mklw6tc

Los Angeles Lakers – 17 victorias y 65 derrotas – Pick 2

Con el miedo en el cuerpo por la pérdida de un posible pick si caían fuera del top 3, Los Angeles Lakers necesitan este activo más que nunca. Con la retirada de Kobe Bryant y la consecuente liberación de espacio salarial, la franquicia dirigida por Luke Walton tiene dos opciones muy claras. La primera de ella sería traspasar el pick en busca de un jugador importante y buscar activos vía agente libre. Esta opción no sería nada descabellada, pues la llegada de un head coach inexperto, pero con un enorme caché como Luke Walton (que comandó el sensacional inicio de temporada de los Warriors mientras Kerr estaba de baja) serviría como activo importante a la hora de reclutar esos agentes libres que estas dos últimas temporadas cerraron las puertas al más importante mercado de todo Estados Unidos. La imagen de inestabilidad y errores de Scott se ha visto completamente revertida con la llegada de Walton, y la llegada de una posible estrella aceleraría mucho el proyecto de reconstrucción mientras la gran apuesta del pasado año, D’Angello Russell, sigue evolucionando tras una primera temporada muy gris. Eso sin olvidar a la otra gran esperanza angelina, Julius Randle.

La otra opción pasa por retener la elección y draftear al jugador que Philadelphia deje disponible. Tan simple como eso. La diferencia entre dos prospects como Ingram y Simmons con el resto es demasiado grande como para dejar pasar a uno de los dos. Ambos jugadores tienen hueco en el roster angelino, y su impacto en el equipo sería inmediato. En el caso de Simmons, hay un aspecto extradeportivo que animaría su llegada a la franquicia, y es que el jugador sigue a la espera de firmar un contrato representativo por las zapatillas. El gigante del mercado como Lakers provocaría la subida de la oferta de Nike, mientras que la imagen de la franquicia subiría como la espuma con la llegada de uno de los jugadores con más hype de la última década.

  • Mejor opción: Ben Simmons | Posible opción: Brandon Ingram

i-4

Boston Celtics – 48 victorias y 34 derrotas – Pick 3 (vía Brooklyn),16 y 23

Danny Ainge sigue siendo un genio. Boston Celtics es el gran beneficiado de la lotería esta temporada. 3 picks de primera ronda para un equipo ya consolidado en Playoffs y con un proyecto de equipo más que interesante. Su corto paseo por el desierto tras la salida de Garnett, Allen y Pierce ha terminado por ser su gran ventaja tan solo tres temporadas después de realizar el importante trade con los Nets. The Truth y Garnett pusieron rumbo a Brooklyn en un intento a la desesperada de Prokhorov por alcanzar el anillo a corto plazo. A cambio los Celtics recibieron una primera ronda que el próximo mes de junio otorgará a los célticos la opción de hacerse con un jugador que ayude, y mucho a consolidar el proyecto. Las opciones pasan por acompañar a Thomas de tiro exterior, por lo que el escolta de Kentucky, Jamal Murray, se convertiría en la mejor opción, o bien buscar otro director de juego para suplir a Smart con la llegada de Dunn. La incógnita de un jugador como Dragan Bender inquieta en el entorno de Boston, y la ausencia de una referencia en la pintura podría influir y mucho a la hora de draftear al jugador croata de Maccabi, uno de los mejores proyectos internacionales de los últimos años.

La otra posible opción sería la de añadir músculo. A pesar de llegar a NCAA con muchísimo caché, la temporada de Jaylen Brown ha sido más descafeinada de lo esperado. Su poca capacidad para lanzar desde el exterior dejaría sin cubrir la principal carencia de los Celtics esta temporada, por lo que su opción quedaría casi descartada. Por último, esa condición de proyecto hecho podría hacer a Ainge mover el pick y centrarse en sus otros dos picks de media y tardía primera ronda. Dos jugadores que ayuden a la rotación como jugadores de rol y buscar un pasito más en un veterano con ese pick 3. El problema es, como hemos dicho antes, que salvo Ingram y Simmons el resto de jugadores de este draft no apunta a superestrella a medio plazo.

  • Mejor opción: Traspasar el pick | Posible opción: Dragan Bender

Phoenix Suns – 23 vitorias y 59 derrotas – Pick 4, 13, 28

Phoenix Suns es uno de los grandes nombres de esta lotería. Y es parece que el karma lo devuelve todo. Tras el palo durísimo de la negativa de Aldridge a comandar un proyecto interesantísimo con Bledsoe, Knight, Chandler y Booker, la temporada de los Suns no ha dado mucho más de sí. Ahora se encuentra con hasta tres picks en primera ronda y dos en lotería, una posición inmejorable para rodear a su perímetro estrella con calidad y objetivo en puestos interiores. La versatilidad de Brown (y su capacidad para poder adaptarse al 3) es una alternativa muy sería para los Suns en el 4, a pesar de que sus condiciones técnicas no aportan mucho más allá de su potencial real. La opción de su compañero en California, Ivan Rabb (que ha decidido permanecer un año más), sería el punto realmente interesante para Phoenix. Además del escolta de los Golden Bears. La opción de un jugador mucho más verde, como Deyonta Davis podría estar ahí, pero la presencia de Alex Len a la sombra de Chandler deja la opción de interiores puros como un tema aparte para sus otros dos picks.

La opción más rentable sería sin duda el propio Bender. Un perfil de jugador del que Phoenix carece, y con la opción de seguir creciendo poco a poco en un ambiente mucho más permisivo que los grandes mercados. La única duda es si estará disponible a esas alturas.

  • Mejor opción: Dragan Bender | Posible opción: Jaylen Brown

gettyimages-5184844161

Minnesota Timberwolves – 29 victorias y 53 derrotas – Pick 5

Los Twolves ya tienen un núcleo jóven más que definido. Tras la portentosa llegada de Karl Anthony Towns a la NBA, el objetivo de la franquicia de Minneapolis no es otra que rodear al ex jugador de Kentucky de jugadores competitivos. Y no hay jugador más competitivo en esta camada que Kris Dunn. El base formado en la universidad de Providence es junto a Tyler Ullis el mejor base de este Draft. Ante las dudas y un posible movimiento de Ricky Rubio esta próxima temporada (Milwaukee llamó a las puertas con la negativa de los Wolves), Dunn aportaría al períemetro un recambio de garantías. Su capacidad física es imponente y contrastaría con la fragilidad de Rubio. Además ambos comparten una innata capacidad para la dirección, y Dunn tiene todas las herramientas para convertirse en un buen defensor a nivel NBA. Un estilo de PG moderno que encaja a la perfección en un sistema basado en dos jugadores tan físicos como Andrew Wiggins y el propio Towns. Al igual que Rubio, Dunn destaca en el campo abierto, por lo que la posibilidad de correr con un quinteto bajo junto a Lavine, Wiggins y el propio Towns ayudaría a un estilo de juego que los Wolves deberían explotar todavía más.

Otra opción sería la de añadir tiro exterior a un períemtro carente del mismo. Tanto Jamal Murray como Buddy Hield podrían ser dos opciones serías para solucionar un problema muy serio en Minnesota. Parece demasiado emplear tan alto en un jugador llamado a ser unidimensional como Hield, que genera muchas dudas a nivel de profesional. Murray, más jóven y con más potencial, podría ayudar además en ambos puestos del backcourt, añadiendo todavía más profundidad de banquillo en un vestuario con el que tendría mucha química por su juventud.

  • Mejor opción: Kris Dunn | Posible opción: Buddy Hield