Jamal Murray (University of Kentucky)

<- Marquese Chriss| Buddy Hield ->

Jamal Murray es sin duda alguna uno de los nombres más especiales de este Draft. Uno de los jugadores que más hype generó esta temporada entre los freshman por su excelente torneo panamericano, con semimifinal de ensueño ante USA incluída. El rol, o más bien, la falta de rol definido de Murray le convierten en uno de esos combo guards tan valorados y la vez tan inconsistentes que enamoran y odian los scouts NBA. A medida que ha avanzado la temporada de los Wildcats, el rol de Murray ha ido en consonancia. Con mucho más manejo de balón en el arranque de temporada, el guard canadiense ha ido convirtiéndose en una maquina anotadora más centrada en el juego sin balón que en canalizar el juego ofensivo desde la creación, papel que se ha ido adueñando la otra gran estrella de Kentucky esta temporada, su compañero Tyler Ullis.

murray

Murray es un escolta con cuerpo de base que destaca precisamente en el juego sin balón y tiro, además de poseer unos intangibles impropios de un jugador de su edad. Pese a no ser un base puro, su capacidad de pase y visión de juego están por encima de la media dentro de su rol, además de un manejo de balón que le proporciona una versatilidad que será más que valorada a la hora de que las franquicias elijan o no quedarse él. Su adaptación a ser la referencia ofensiva de los Wildcats se ha hecho palpable en el segundo tramo de la temporada, donde sus 20 puntos por encuentro le han colocado en el podium de máximos anotadores de la SEC. Su eficiencia para lanzar tras bloqueo, pese a no ser un tirador puro, le colocan como uno de los mejores jugadores del Draft en este aspecto. El hecho se hizo todavía más evidente en el workout con los Celtics, donde Murray batió el récord absoluto (antes de que llegase Hield) al convertir 79 de los 100 triples intentados.

2-duke

Además de su capacidad para generar juego y tirar desde fuera, su falta de velocidad y atleticismo lo sustituye con un buen cambio de ritmo que también le convierten en una amenaza de cara a atacar el aro. Sus recursos ofensivos son interminables, y su carácter y madurez es lo que lo convierte en un auténtico líder con una edad tan temprana.

Sus problemas físicos son más claros en el aspecto defensivo, donde su falta de velocidad y agilidad le convierten en un defensor que deja muchas dudas. El no superar bien los bloqueos le deja en un flojo defensor individual, pero su gran IQ por otro lado le convierten en un buen defensor de equipo, tanto en ayudas como en posicionamiento. Su desarrollo físico en profesionales determinará en que escalón se queda en este aspecto. Pese a todo ello, su versatilidad para ocupar distintas posiciones en la pista, así como su inteligencia, tiro y capacidad anotadora le convierten sin ninguna duda en uno de los prospects más seguros a la hora de rendir pese a haber cumplido hace muy poco los 19 años.