Se acabó. El mejor ciclo de la historia de Argentina. Un tridente irrepetible. Tres jugadores inigualables. Un Big Three colosal. Será imposible no acordarse de ellos.

Nocioni Scola Ginóbili | Fullbasket

Por raza. Por liderazgo. Por talento.

Ginóbili ha sido la magia personificada. La mejor zurda de Argentina aparte de la de Messi y Maradona. En su país, una institución. Un líder en pista -y en el banquillo desde ya-. 104 partidos como internacional y casi 1.600 puntos en los 13 torneos que ha jugado con la albiceleste. Debutó en 1998 y formó parte estelar del equipo que ganó la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004, el FIBA Diamond Ball 2008, los Campeonatos FIBA Américas de 2001 y de 2011, el subcampeonato del mundo en 2002 y la medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008.

Nocioni es ese jugador que todo entrenador quería en su equipo. Por su defensa, su coraje. Por la intensidad que contagia a sus compañeros. Un perro de presa. Desde que debutara en 1999… ha ganado: el campeonato Sudamericano de Cadetes en 1995, campeón Sudamericano de mayores en 2001, medalla de oro en los Campeonatos FIBA Américas de 2001 y de 2011, la medalla de plata en el Campeonato Mundial de 2002, medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004, medalla de bronce en el FIBA Diamond Ball 2004, medalla de oro en el FIBA Diamond Ball 2008 y medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008.

Scola es, posiblemente, uno de los mejores jugadores de la historia en la pintura. Sus movimientos son inolvidables. Si la salud le acompañaba, era prácticamente imparable. Los títulos internacionales oficiales que ha logrado con la Selección nacional son: el Campeonato FIBA Américas de 2001, medalla de plata en el Campeonato Mundial de 2002, medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004, medalla de oro en el FIBA Diamond Ball 2008, medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008 y el Campeonato FIBA Américas de 2011.

Se va un pedacito -grande- de historia.