Se avecina un nuevo lío con el baloncesto FIBA. O más que lío, un nuevo marco deportivo. Porque en 2012 el organismo internacional del baloncesto decidió aprobar las polémicas ventanas de selecciones, que obligarán a jugar partidos en plena temporada de clubes -como con el fútbol-.

Es decir, las selecciones que quieran estar en el Mundial de China de 2019 deberán participar en estos partidos que se disputarán entre noviembre de 2017 y febrero de 2019 (seis ventanas distintas).

Y claro, la gran pregunta será ver qué harán los Estados Unidos. Evidentemente no dejarán ir jugadores en plena campaña NBA, ni siquiera Popovich posiblemente se ausentaría de los partidos de los Spurs para dirigir al combinado estadounidense. Ya pasó este curso con la selección femenina de España, que tuvo que disputar dos partidos del Preeuropeo sin Mondelo, que no tuvo permiso de su club chino.

Tal y como explica AS, de las seis ventanas, cuatro se celebrarán cuando la NBA está en marchaUSA Basketball estudia llevar a jugadores de la Liga de Desarrollo para que compitan durante el curso. «Ellos tienen la dificultad de no tener NBA para algunos de los clasificatorios, pero también tienen cierta profundidad mediante la Liga de Desarrollo. Están discutiendo distintas opciones, pero van a participar y encontrarán la mejor manera de hacerlo», comentaba en ESPN Predrag Bogosavljec, director de Deporte y Competición de FIBA América.

¿Veremos un Team USA de jóvenes de la D-League? ¿O incluso universitarios? Mucho prestigio en juego.